Deutsche Bank

Deutsche Bank recorta un 94% su beneficio en España antes de su posible venta

La entidad alemana redujo su beneficio de 91 a 5 millones el año pasado tras el esfuerzo en provisiones que hizo para vender activos problemáticos. Este frenazo coincide con el de la banca extranjera, incapaz de dar con la tecla en España: el resultado de las principales entidades se contrajo un 60%.

Fachada de la sede de Deutsche Bank en Alemania.
Fachada de la sede de Deutsche Bank en Alemania.

Frenazo del beneficio de Deutsche Bank en España antes de su posible venta. El traspaso de activos no estratégicos provocó que la entidad alemana viera recortado su resultado en 2016 en un 94%, pasando de los 91,4 millones de 2015 a 5,7 millones, según datos de la AEB.

Este recorte llega en un momento clave para la entidad presidida por Antonio Rodríguez-Pina, ya que la matriz alemana estudia vender su negocio de banca minorista en España. Así se ha transmitido a distintos posibles candidatos, aunque todavía no hay un proceso oficial en marcha.

Como el resto de entidades españolas, la filial de Deutsche Bank sufrió en 2016 el impacto de los bajos tipos de interés. Su margen de intereses cayó casi un 20%; las ventas de deuda (ROF) descendieron un 81%; y el margen bruto se contrajo en un 12%, amortiguado relativamente gracias a la subida de los ingresos por comisiones.

También fueron clave para el frenazo las provisiones extra que tuvo que hacer la entidad alemana para vender activos problemáticos. Deutsche Bank vendió a Oaktree una cartera de 430 millones en hipotecas impagadas, adjudicados y créditos a pymes, tal y como adelantó este medio.

Los extranjeros no dan con la tecla

La dinámica de Deutsche Bank en 2016 fue generalizada en el sector de la banca foránea en España. Se trata de un segmento que no acaba de dar con la tecla para triunfar en este mercado, sobre todo en el negocio minorista. Así, las entidades controladas por un banco extranjero ganaron, en su conjunto, 141 millones de euros el año pasado, un 60% menos que en 2015. Se da la circunstancia de que el beneficio de las entidades foráneas ya se había frenado en 2015 respecto al año anterior, en un 12%.

Gran parte de la responsabilidad de este peor resultado se debe a las pérdidas de Targobank, la filial de banca retail controlada por Crédit Mutuel (51%) y Popular (49%), de 143 millones por la nueva circular de provisiones; al frenazo de Deutsche Bank; y  al recorte del resultado de Cetelem, la filial de financiación al consumo de BNP, de un 23%, a pesar de ser la entidad extranjera que más dinero ganó en 2016, 135 millones. También ha restado que UBS ha dejado de actuar con ficha bancaria en España.

Los bancos extranjeros han pasado de ganar casi 400 millones en 2014, a 350 millones en 2015 y a 141 millones el año pasado

Self Bank -de Société Générale- Pichincha y Bank Degroof Petercam también registraron números rojos el año pasado. La crisis de los últimos años ha hecho que dejen este mercado entidades como Lloyds (vendió a Sabadell), Barclays (vendió a CaixaBank), Citi (vendió a Popular) y, si finalmente da el paso, Deutsche Bank.

Frente a los números rojos, entre a los que mejor les fue en 2016 destacan Cetelem y Caixa Geral, con un beneficio de 25 millones. También ganaron al menos 10 millones en España The Bank of Tokyo-Mitsubishi (23 millones), Credit Suisse (14,5 millones), Aresbank (14 millones) y JPMorgan (11,6 millones).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba