LOS AJUSTES A LA FUNCIÓN PÚBLICA

Murcia quiere ahorrar como sea: multará a los funcionarios que cojan bajas de corta duración

El gobierno sancionará más a quien enferme poco tiempo aun con la baja justificada. La comunidad dice luchar contra el absentismo, que cifra en el 7,8% para ahorrar 102 millones.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, conversa con el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, durante una reunión que mantuvieron ambos la semana pasada.
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, conversa con el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, durante una reunión que mantuvieron ambos la semana pasada. Fernando Alvarado (Efe)

Murcia, la tercera comunidad con más déficit en 2011 (-4,33%), una tasa de paro del 27%, casos de corrupción en más del 50% de los municipios, una exposición al ladrillo bestial y otros datos macroeconómicos tremebundos, vuelve a tocar la fibra sensible de sus 55.000 funcionarios. Si a finales de 2010 fue un paquete extraordinario de medidas que les restaba sueldos y complementos y les aumentaba las horas laborables, lo de ayer fue un “plan de reequilibrio financiero” con otro fin: multar a los empleados públicos que estén de baja para, en teoría, combatir el absentismo.

En la práctica, la región dice que ahorrará 102 millones de euros de esta manera. El problema es que se multará tanto a quien justifique la baja como a quien no. Las sanciones se harán de la siguiente manera. Faltar de uno a tres días implica perder el 60% del sueldo de esos días; faltar de tres a 15, el 30%; faltar de 15 a 41, el 20%; y ausentarse más de 41 días –habitualmente embarazos, casos de enfermedades graves tipo cáncer u otras-, nada.

‘El castigo del resfriado’

El objetivo es sancionar mucho a los que se ausentan en pequeñas dosis. Los sindicatos ya han calificado tan draconiana medida como el castigo del resfriado. Y avisan: “Se está insultando al sector público y se va a volver liar”. A finales de 2010, la región, gobernada ininterrumpidamente desde 1995 por Ramón Luis Valcárcel (PP), vivió una inusual protesta de varias semanas, con episodios de violencia y todo. Valcárcel cedió al final y puso fin al año a su paquete de recortes sobre el funcionariado.         

La idea se fraguó la tarde del miércoles, durante la Mesa General de la Función Pública. Allí estuvo explicando los recortes salariales el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal. “Si ahora a alguien le entra una diarrea o se hace un esguince, ¿qué hará? ¿Ir a trabajar dolido porque sabes que si no vas te meten un tajo importante a la nómina?”, cuenta un dirigente regional de CCOO.

4.000 'absentistas' al día, según el Gobierno

Según el Ejecutivo autonómico, la administración regional soporta una tasa de absentismo laboral del 7,8%, lo que significa que unos 4.000 funcionarios se encuentran de baja cada día. Esto, agrega el Gobierno, cuesta 100 millones al año. “Son datos completamente falsos. Se contabilizan las mujeres embarazadas y las bajas que son justificadas”, explica el mismo dirigente regional.

Aparte de estos ajustes, Ramón Luis Valcárcel cuenta con otras ideas para escapar de la situación ruinosa que vive Murcia. Todos son proyectos mastodónticos de dudoso porvenir: el Paramount Park, el nuevo aeropuerto, el macropuerto de El Gorguel o la Marina de Cope. Para huir del ladrillo, más ladrillo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba