PULSO ENTRE LAS MULTINACIONALES Y EL GOBIERNO

Las grandes empresas intentan frenar los planes de Hacienda de eliminar sus deducciones

Las grandes multinacionales españolas presionan al Ejecutivo para que de marcha atrás en sus planes de  recortar las deducciones fiscales de que gozan y cambiar el sistema de amortizaciones contables. Los planes del ministerio le permitirían recaudar hasta 5.000 millones de euros, tal como adelantó ayer Vozpópuli.

Las multinacionales presionan a Hacienda para que dé marcha atrás al recorte de deducciones
Las multinacionales presionan a Hacienda para que dé marcha atrás al recorte de deducciones

Los despachos de las grandes compañías y el ministerio de Hacienda viven escenas de batalla. Las grandes multinacionales del país han comenzado a presionar al Ejecutivo para evitar que elimine las deducciones a la internacionalización de las empresas que –según adelantó el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro a los empresarios del Consejo Español de Competitividad (CEC)—podrían ser suprimidas.

Hacienda estudia eliminar la deducción fiscal que las empresas españolas reciben por invertir en el extranjero. Según reveló el ministro de Hacienda a fuentes empresariales, el Gobierno contempla terminar con el sistema actual que permite a las compañías descontar ante el fisco los gastos de capital por las inversiones que realizan fuera de España.

Hasta ahora, las compañías que tienen divisiones en el extranjero no tributan por los beneficios internacionales (lo hacen en el país de origen y no se gravan en España para evitar la doble tributación) pero sí pueden deducirse en nuestro país los costes de esa entrada en mercados extranjeros. Ese escudo fiscal ha sido aprovechado por los grandes bancos y empresas de telecomunicaciones para impulsar su expansión internacional. Hacienda estudia retirar esa bonificación.

Los argumentos de las empresas

El argumento que las grandes multinacionales han trasladado a Hacienda es el de que terminar con esa deducción supondría eliminar uno de los grandes incentivos a abrirse a mercados internacionales, en un momento especialmente crítico en el que el mercado doméstico sigue contrayéndose.

Además, los empresarios alegan que un cambio de legislación no reportaría beneficios inmediatos a las arcas públicas. “La legislación que ha dado lugar a inversiones plurianuales no puede extinguirse a mitad del proyecto”. Por ese motivo, defienden un largo periodo transitorio para la aplicación de ese tipo de medidas que permita a las inversiones ya comprometidas gozar de las condiciones pactadas.

Los argumentos de Hacienda

Hacienda tiene 35.000 millones de argumentos. Los que representan el desfase de las cuentas públicas que obligan al ministerio a aumentar la recaudación en esa cantidad para reducir el déficit a un 5,3% a finales de 2012.

El ministerio hará recaer parte del peso del ajuste en las grandes empresas, tal como reveló ayer Vozpópuli. Según adelantó Cristóbal Montoro a fuentes empresariales, el Gobierno planea un serio recorte a las amortizaciones y deducciones contables que aplican las empresas. El objetivo es aumentar la recaudación tributaria hasta en 5.000 millones de euros.

1.- Reformar la “libertad de amortización”. Hasta ahora, las tablas tributarias permiten deducir por amortizaciones cuantías máximas o mínimas en función de la conveniencia de las empresas. A partir de ahora, se pretende fijar una amortización lineal que obligue a las compañías a amortizar las mismas cantidad cada ejercicio. Los técnicos consultados aseguran que quienes juegan con grandes partidas de amortización son las grandes empresas, así que serían ellas las que correrían con la mayor carga de esa medida. Según sus cálculos, la recaudación a corto plazo podría engordar hasta 500 millones de euros al año

2.- La segunda modificación llegará en el capítulo de deducciones fiscales. En el último ejercicio fiscal, las empresas dejaron de tributar 10.105 millones de euros por deducciones, bonificaciones y reducciones fiscales. Según los cálculos de la Agencia Tributaria, el actual sistema contable permitió a las empresas declarar en 2009 (el último año en que la Agencia Tributaria publicó sus cifras) unos beneficios de 87.194 millones de euros pero tributar sólo por 66.536.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba