LA HUELGA DURA YA VARIAS SEMANAS

Alemania propone subir los salarios un 3,3% y los sindicatos piden el doble

Mientras que en España los sueldos han subido un 1,1% desde que se aprobó la reforma laboral, Alemania juega otra liga: las centrales exigen el 6,6%.

Un trabajador protesta con una bandera del sindicato Verdi durante una manifestación en las vías del tren en Glocksee en Hanover (Alemania).
Un trabajador protesta con una bandera del sindicato Verdi durante una manifestación en las vías del tren en Glocksee en Hanover (Alemania). Jochen (Efe)

Para hacer una reforma laboral, los países europeos argumentan que Alemania, un país que va viento en popa, “hizo sus deberes” antes de la crisis. Pero muchos se olvidan de que la conflictividad social que recorre Europa no es ajena a la locomotora germana. Tras varias semanas de huelgas, el estado y la patronal, de un lado, y los sindicatos, por otro, siguen sin ponerse de acuerdo en materia de subidas salariales.

Así, el Estado federal, las comunas y la confederación de patronales municipales VKA (Vereinigung der kommunalen Arbeitgeberverbände, en alemán) propusieron a los sindicatos un incremento salarial del 3,3% distribuido entre 2012 (2,1%) y 2013 (1,2%). Una cifra que las centrales germanas rechazan, ya que piden el doble exacto: 6,6%.

La propuesta fue anunciada por el ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, del CSU (partido hegemónico bávaro hermanado con la gobernante CDU de Angela Merkel). La oferta patronal contempla un bonus de 200 euros para cada empleado, que se quedaría en 40 euros en el caso de los aprendices.

Menos poder adquisitivo

Las primeras organizaciones en rechazarlo fueron el sindicato de servicios Verdi y el de funcionarios DBB. Ambas perteneces a la Federación Alemana de Sindicatos (DGB, con siete millones de afiliados, la más grande del mundo). Después le siguieron otros, entre los que destaca la central metalúrgica IG Metall que, con tres millones de militantes, es la federación de DGB más importante.

Los sindicatos entienden que los asalariados han perdido poder adquisitivo en los últimos años y quieren recuperarlo gradualmente. "Echamos la vista atrás a una década en la que la diferencia salarial entre los sectores privado y público se hace cada vez más grande", subraya el presidente de Verdi, Frank Bsirske.

Entretanto, los convenios colectivos registrados en España desde que se aprobó la reforma laboral recogen una subida salarial muy diferente: 1,1%. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba