Economía

Cataluña aumenta al 10% el impuesto que grava la compra de vivienda de segunda mano

La Generalitat pretende cumplir el acuerdo de estabilidad con ERC y recaudar unos 150 millones de euros al año. Con esta medida se iguala la fiscalidad de la compra nueva y de la segunda mano en Cataluña.

La Generalitat ha aprobado un anteproyecto de ley por el cual se aumentará del 8 al 10% el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas de Bienes Inmuebles, la principal tasa que grava la compra de una vivienda de segunda mano. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno, el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, ha anunciado esta medida en cumplimiento del acuerdo de estabilidad con ERC y para recaudar unos 150 millones de euros al año.

Con esta modificación legal, que el gobierno catalán prevé tener lista en julio para que se empiece a aplicar a partir del 1 de agosto, se iguala la fiscalidad de la compra nueva y de la segunda mano en Cataluña. Y es que cualquier persona que adquiera una vivienda nueva debe pagar un 10% de IVA y ahora quien quiera adquirir una de segunda mano pagará el mismo porcentaje de Transmisiones Patrimoniales.

En concreto, el anteproyecto de ley del gobierno catalán eleva del 8 al 10% el tipo de gravamen aplicable a la transmisión de inmuebles y la constitución y cesión de derechos reales que recaigan sobre ellos, si bien en el caso de familias numerosas, jóvenes de hasta 32 años y personas con discapacidad, y también en el de viviendas de protección oficial, se mantienen los actuales tipos reducidos del 5% y 7%, respectivamente. El gobierno catalán calcula que este aumento del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales le aportará 50 millones de euros este año.

Mas-Colell ha precisado que la modificación legal se tramitará por vía de urgencia, para asegurar obtener recaudación por esta vía "lo más rápidamente posible", y ha justificado el incremento de este impuesto para "normalizar" la carga fiscal que comporta la compra de una vivienda e igualar así los impuestos de las viviendas nuevas a los de las viviendas de segunda mano.

Preguntado por cómo puede afectar este impuesto a la venta de inmuebles, ha asegurado que esta decisión persigue "no distorsionar" la compra de vivienda nueva en relación a la de segunda mano, y ha garantizado que el día que el Gobierno rebaje el IVA sobre la vivienda, el gobierno catalán hará lo propio.

Mas-Colell ha garantizado que hasta que no conozca la cifra definitiva de déficit para este año, algo que espera que ocurra "a principios de julio", no modificará ningún otro impuesto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba