Economía

Refinanciaciones y ampliación del rescate: las claves del examen de la próxima semana de la Troika a la banca

Los hombres de negro monitorizarán a todas las entidades españolas a lo largo de la próxima semana en la Sala Europa del Banco de España. Los encuentros con cada entidad se extenderán durante una hora y cuarenta y cinco minutos. Bankia, Unicaja y Liberbank serán los primeros bancos en responder a las preguntas de los técnicos del FMI, el BCE y la Comisión Europea. Las conclusiones de esta visita determinará si se solicita una extensión temporal del rescate bancario.

Fachada del Banco de España.
Fachada del Banco de España.

La banca española rendirá cuentas la próxima a la Troika. Los técnicos del Fondo Monetario Internacional(FMI), Banco Central Europeo(BCE) y Comisión Europea no sólo comprobarán la viabilidad de los programas que pondrán en marcha cada uno de los bancos españoles para cubrir las provisiones por las refinanciaciones de sus préstamos sino que de sus conclusiones, que serán transmitidas a las entidades a finales de este mes, dependerá si el Gobierno debe solicitar la extensión del rescate bancario, según confirman fuentes del sector. 

La inspección de la Troika se extenderá durante toda la próxima semana. Las reuniones se efectuarán en la Sala Europa del Banco de España. BFA-Bankia, Unicaja y Liberbank, por ese orden, abrirán las preguntas de los ‘hombres de negro’, el próximo lunes. Un día después, los examinados serán Novagalicia, Cajamar, Bankinter y Popular. El miércoles será el turno de los fusionados Ibercaja-Caja 3 y CEISS, que contará con su presidente Evaristo del Canto como interlocutor. La penúltima jornada, la Troika se reunirá, durante la mañana, con los representantes de Catalunya Caixa y Sabadell. En la jornada de tarde tocará a los financieros de Kutxabank y Santander responder a las preguntas. Finalmente, Caixabank, BBVA y BMN cerrarán el examen a lo largo del viernes.

Los encuentros están programados con una duración de una hora y tres cuartos, según consta en la agenda oficial de la visita a la que ha tenido acceso Vozpópuli. Junto a los directivos del Banco de España, también habrá representación de algún directivo del Tesoro en estos encuentros. Los interlocutores de la mayoría de las entidades serán sus directores financieros, de riesgos o de mercado de capitales. Novagalicia será la única entidad que tendrá a su presidente (José María Castellano) y consejero delegado (César González Ruano) departiendo con los responsables de la Troika. En el caso de Catalunya Caixa destaca la ausencia de Carlos Plá, su nuevo presidente, entre los responsables de la entidad catalana que se enfrentarán a los 'hombres de negro'.

Tras esta inspección, la Troika tendrá una visión clara del verdadero estado de los balances de los bancos españoles para decidir si el Gobierno español debe solicitar una ampliación del plazo del rescate europeo. Según el calendario pactado en el Memorando de Entendimiento (MoU), España tiene a su disposición el préstamo de 100.000 millones para la recapitalización bancaria hasta el próximo 31 de diciembre. Hasta el momento, Bruselas ha inyectado algo más de 41.000 millones en el sector financiero español, en su mayoría, en las antiguas cajas.

Los encuentros con los 'hombres de negro' se extenderán durante una hora y cuarenta y cinco minutos. En la mayoría de los casos, serán los directores financieros de las entidades quienes se enfrentarán al examen de la Troika

La decisión final sobre el rescate se podría tomar en octubre próximo, como adelantó Luis María Linde, gobernador del Banco de España, el pasado junio durante la Conferencia Económica de Montreal, en el marco del Foro Económico Internacional de las Américas. "La discusión de extender el rescate está abierta tanto en el lado europeo, como en el Gobierno español. La decisión definitiva sobre si se prolonga o no el rescate se tomará en octubre", aseguró entonces Linde.

El otro foco del examen de los ‘hombres de negro’ se centrará en conocer cómo afecta a cada entidad el ejercicio de reclasificación de las refinanciaciones de sus carteras de créditos, ordenado por el Banco de España. La banca española tendrá que dotar entre 10.000 a 15.000 millones por un ejercicio que afectará de forma desigual a cada una de las entidades. En el sector se asegura que Popular y Sabadell serán quienes tendrán que concentrar más provisiones entre la banca sana.

Los datos del supervisor, recogidos en el Informe de Estabilidad Financiera de mayo, cifran en 208.206 millones el nivel de préstamos refinanciados por la banca española al cierre del pasado ejercicio, un 13,6% del crédito al sector privado residente. De ellos, el 42,4% (88.270 millones) está clasificado como normal por las entidades, mientras que un 20,6% (42.890 millones) es subestándar y el 37% (77.036 millones) restante, como dudoso. En total, casi 120.000 millones (concretamente, 119.926 millones) están con problemas de pago.

Esta cantidad se incrementará considerablemente tras la reclasificación de los préstamos refinanciados 'sanos' a subestándar o, directamente, a dudosos. En el sector se calcula que, al menos, el 50% de estos 88.270 millones pasarán a una situación dudosa, lo que obligará a las entidades a realizar nuevas provisiones.

Tras la última monitorización de la Troika a la banca, realizada el pasado mayo, los inspectores reconocían que aunque el programa para la banca española "está en el buen camino", persisten "riesgos" debido a la situación económica y a que el ajuste en el sector de la vivienda no ha terminado y reclamaron extremar la "vigilancia".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba