Economía

La troika teme que Rajoy abandone las reformas si levanta el rescate financiero

Bruselas y el BCE solicitan más estímulos reformistas en temas clave como las pensiones, la eficacia de las administraciones públicas y la reducción del déficit. "La salud de la banca española ya aconsejaría levantar el rescate", aseguran fuentes comunitarias.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.

Tras el espaldarazo al proceso de reestructuración de la banca española, se esconde un tirón de orejas a la política macroeconómica del Gobierno Rajoy. La troika, en las conclusiones preliminares del último examen al sector financiero nacional, no sólo insta al ejecutivo español a continuar con su agenda de reformas sino que le obliga a poner en marcha otra serie de iniciativas encaminadas a reducir el déficit público y mejorar la sostenibilidad de las cuentas públicas.

"Es indispensable que el impulso se mantenga a fin de asegurar la rápida finalización de los actuales procesos de tramitación y apliación de normas", señala el texto conjunto del Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE). Ambas instituciones señalan que el Gobierno español debe ahondar en la estabilización del "sistema de pensiones, unificar el mercado interno español, liberalizar los servicios profesionales, mejorar la eficacia de la administración local y pública y aumentar el dinamismo de los mercados de productos y servicios".

"Estas reformas apoyarán el proceso de ajuste y la competitividad y contribuirán a respaldar el saneamiento presupuestario de forma duradera. El cumplimiento de los acuerdos del déficit", continúan las conclusiones, "es esencial para revertir el incremento de las Administraciones Públicas y consolidar la mejora de la confianza en los mercados".

La intención de Bruselas, señalan fuentes comunitarias, con este párrafo es "mantener el impulso reformista del Gobierno español que podría verse alterado si se confirman las proyecciones positivas de inicio de salida de la crisis". De hecho, el comunicado no desvela la opinion de la Troika sobre si es necesario o no continuar con algún tipo de programa preventivo una vez que concluya el actual a finales de este año.

"La salud de la banca española está en niveles razonables y aconsejaría levantar el rescate financiero. Pero existen dudas en la troika sobre el compromiso reformista a nivel macroeconómico del Gobierno Rajoy si se viera liberado de este control a la banca que, por otra parte, ya no genera incertidumbres", inciden estas fuentes comunitarias.

El informe del FMI pide al Gobierno que protega el capital de la banca dando una solución a los DTA's, reclama al BdE unos exámenes más estrictos pero le apoya en su medida de limitar los dividendos en efectivo

En este sentido, tanto el organismo que preside Mario Draghi como Bruselas aseguran que "el cumplimiento de la condicionalidad horizontal que figura en el Memorando de Entendimiento es casi total y, en consecuencia, el marco de gobernanza, regulación y supervisión del sector bancario español se ha visto reforzado, lo que se traduce en un aumento de la capacidad de resistencia del sector bancario frente a perturbaciones en el futuro".

El Fondo Monetario Internacional, sin embargo, es más incisivo en cuanto a la situación del sistema financiero. Reclama al Banco de España que mantenga los “ejercicios de escenarios de futuro rigurosos sobre la resistencia” de la banca y la “aplicación rigurosa” de la revisión de la clasificación de los préstamos refinanciados, clave para asegurar la provisión del sector. Reclama al sector que mantenga “el capital suficiente” y que mejore su calidad.

El informe del FMI vuelve a insistir en la escasez del crédito. Ante ello, pide a la banca que mejore la calidad de su capital “evitando a la vez que las condiciones de crédito se restrinjan aún más”. Así, alaba la medida del Banco de España de recomendar a los bancos que limiten sus dividendos en efectivo a no más del 25% de sus beneficios, y es favorable a que el Gobierno permita que los créditos fiscales computen como capital. De hecho, el Gobierno aprobará la nueva legislación sobre los activos fiscales diferidos (DTA's en inglés) antes de final de año lo que permitirá a la banca salvar en el entorno de los 25.000 a 30.000 millones en forma de capital.

Eso sí, recalca como prioridad “la adopción de la reforma de las cajas de ahorros”, sin retrasos y sin que se diluyan las medidas ya establecidas. El Eurogrupo de noviembre tomará las decisiones adecuadas sobre si prorroga o no el rescate finanicero a España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba