Economía

La unión bancaria se queda en mini: los Estados soportarán la mayor parte de los rescates de las entidades

Alemania consigue una versión muy diluida de la unión bancaria. A menos que un Estado no pueda, siempre responderá por las inyecciones a sus bancos. Sólo quedan protegidos de las quitas los depósitos por debajo de 100.000 euros.

Europa es un juego en el que Alemania pone el dinero y, por lo tanto, siempre gana. Y los alemanes no quieren poner más fondos para rescates de entidades que no son suyas, así que la unión bancaria ha quedado totalmente descafeinada, una versión mini de lo prometido.

El proyecto de resolución de entidades que acaban de acordar los ministros de finanzas europeos dejará prácticamente toda la carga de los rescates en los Estados y, por consiguiente, no romperá el vínculo existente entre los riesgos bancarios y los soberanos.

Sólo en última instancia, cuando el Estado no pueda por sí solo, Europa intervendrá directamente a cambio de condiciones muy duras. Pero la norma general será que antes las entidades tendrán que sufrir por lo menos un 8 por ciento de pérdidas sobre el total de sus pasivos bancarios antes de que el Estado pueda intervenir.

Y el orden de las pérdidas es el ya conocido: primero los accionistas, luego los preferentistas y, a continuación, la deuda senior y los depósitos superiores a los 100.000 euros. En último lugar quedan los depósitos por encima de 100.000 euros que pertenezcan a las pymes y particulares. Pese a que España peleó para que estos últimos no encajasen pérdidas, al final las sufrirán.

Y de cualquier inyección que se haga en un banco, como norma general Europa sólo prestará hasta un 5 por ciento de todos los pasivos bancarios, crédito del que por supuesto responderá el Estado. Es decir, no se rompe ni de broma la conexión entre los riesgos bancarios y los de los Estados, justo lo que se decía que se iba a hacer y que como siempre no se hace. En definitiva, se establece como modelo el rescate bancario español.

Antes de que entre en acción el dinero del Mecanismo Europeo de Estabilidad(MEDE), los Estados tendrán que volver a poner dinero a través de un fondo de garantía nacional. En el caso español, los bancos tendrán que aportar recursos a través de una nueva derrama al Fondo de Garantía de Depósitos. Sin embargo, el sector aún desconoce cuándo tendrá que efectuar ese desembolso.

La banca española aún tiene pendiente concretar otra derrama para dar liquidez a los titulares de preferentes de Novagalicia y Catalunya Caixa que reciban acciones de estas dos entidades en el canje impuesto por Bruselas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba