Economía

La banca dispara un 23% las comisiones por tener números rojos desde el inicio de la crisis

Los clientes han pasado de abonar 34,36 euros por tener el saldo de la cuenta en negativo a 42,33 euros, que las entidades repercuten en sus clientes en la actualidad. También se ha incrementado el número de hogares que han tenido retrasos en el pago de sus recibos bancarios: del 5,6% en 2007 al 64,2%.

Imagen del Banco de España.
Imagen del Banco de España. efe

La alta tasa de desempleo ha elevado al debate público el tema de los desahucios. Sin embargo, la crisis y la dificultades de muchos hogares para llegar a fin de mes están descubriendo otro sobrecostes de los clientes en su relación con las entidades bancarias de las que son clientes. Así, el coste mínimo que un consumidor tiene que afrontar por estar en números rojos ha aumentado en un 23,20% desde el inicio de la crisis, al pasar de los 34,36 euros que se abonaban de media en 2007, a los 42,33 euros que se abonan en la actualidad, según un análisis realizado por la web independiente de ahorro, Kelisto.es. Además, a estos gastos se suma la comisión por saldo deudor, que se ha disparado un 35,50% (del 3,38% de 2007 al 4,58% actual).

Los números rojos –es decir, tener salgo negativo en una cuenta bancaria- se han convertido en un problema que cada día afecta a más familias. Antes de que comenzara la crisis (en 2007), solo el 5,6% de los hogares había tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda, como la hipoteca, el alquiler o el recibo del gas en los 12 meses previos1. Sin embargo, el deterioro de la situación económica ha provocado que este porcentaje se dispare un 64,28% en los últimos seis años, hasta llegar al 9,2% en 2013.

“El problema de muchos de estos hogares no solo está en la incapacidad de poder hacer frente a sus pagos, sino en que el posible agujero que tengan en su cuenta le costará muy caro. Para llegar a la cifra final, hay que sumar un conjunto de gastos (fijos y variables) que las entidades pueden aplicar a aquellos clientes que (salvo que negocien individualmente lo contrario) tiñan su libreta de rojo: la notificación por descubierto, la comisión sobre el saldo deudor y los intereses de demora”, explica Estefanía González, Responsable de Finanzas Personales de Kelisto.es.

A día de hoy, un consumidor que se encuentre en números rojos tendrá que desembolsar un mínimo de 42,33 euros, sea cual sea la cantidad por la que su cuenta haya quedado al descubierto. Esta cifra es el resultado de sumar la notificación por descubierto –el importe fijo que las entidades cobran por avisar formalmente a sus clientes del descubierto y que, actualmente, se sitúa en 30,48 euros de media- más la comisión sobre el saldo deudor, un porcentaje fijo que se aplica sobre la mayor cantidad adeudada durante el período que duren los números rojos. Este porcentaje se sitúa en el 4,58% de media, pero partiendo de un mínimo de 11,86 euros. A estos casi 43 euros habría que sumar otro gasto más: los intereses de demora, un porcentaje que se aplica sobre la deuda pendiente y que no puede superar en 2,5 veces el interés general del dinero. Según los cálculos de Kelisto, estos intereses se sitúan, de media, en el 9,22% nominal anual.

Desde el inicio de la crisis, el coste mínimo que supone un descubierto ha aumentado en un 23,20%, al pasar de los 34,36 euros que se abonaban de media en 2007 (26,21 euros por notificación por descubierto más 8,15 euros de importe mínimo en la comisión sobre el saldo deudor), a los 42,33 euros que se abonan en la actualidad. Además, el porcentaje que se aplica en concepto de comisión por saldo deudor ha pasado del 3,38% al 4,58%; lo que supone un aumento del 35,50%.

Liberbank, Santander y BMN, las entidades más caras

Los gastos a los que tendrá que hacer frente un cliente bancario serán muy distintos en función de la entidad donde se registren los números rojos. A día de hoy, la entidad más cara es Liberbank, que aplica unos costes mínimos (notificación por descubierto más importe mínimo de la comisión sobre saldo deudor) de 64 euroses decir, un 51,19% más que la media. A continuación se sitúan Santander y BMN, ambas con 57 euros de gastos, un 34,66% más que el promedio del sector. El Top 5 de entidades más caras lo completan Catalunya Caixa y Barclays, con un gasto de 55 euros y 53 euros.

EVO Banco y Bankinter e ING Direct, las entidades más económicas

Las entidades más baratas, por el contrario, son Openbank, con 35 euros (un 17,32% por debajo de la media), Pichincha, con 33 euros (-22,04%) e ING Direct, con 25 euros (-40,94%). A estas entidades habría que sumar EVO Banco y Bankinter. Ninguno de estos bancos cobra notificación por descubierto ni comisión sobre saldo deudor, sino que solo aplican intereses de demora por el importe y el plazo que se mantenga le descubierto. 

La caída de los márgenes de las entidades, en los últimos trimesres, han obligado al sector a ampliar su catálogo de comisiones a los usuarios. Una de las  últimas comisiones que se ha extendiendo en el sector, en los últimos meses, para sumarse a las de mantenimiento y administración de cuenta, transferencias y apuntes, es la del cobro por ingreso de efectivo por ventanilla. De modo que si tiene que hacer un pago a través de un banco del que no es cliente, pregunte primero si le van a cobrar. Algunas entidades están repercutiendo sobre los clientes hasta tres euros por este tipo de operaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba