CUENTRA ATRÁS PARA REBAJAR LA PRIMA DE RIESGO

Cuenta atrás para rebajar la prima de riesgo: el Tesoro afronta 27.500 millones en vencimientos de deuda en octubre

La cuenta atrás para rebajar la prima de riesgo ha comenzado ya. Si el Estado no consigue rebajar la prima de riesgo antes de octubre podría tener apuros para conseguir financiación en los mercados. En los diez últimos días de ese mes, el Estado debe refinanciar 27.600 millones de euros en deuda.

El Tesoro se enfrenta a vencimientos de 27.500 millones en octubre
El Tesoro se enfrenta a vencimientos de 27.500 millones en octubre Aranjuez1404 (CC) vía Flickr

El plazo para rebajar la prima de riesgo ya tiene fecha límite: los últimos 10 días de octubre de 2012. Si en el último trimestre del año el Gobierno no ha conseguido rebajar los intereses que España paga por pedir dinero prestado a los mercados, el Estado tendrá un serio apuro de financiación.

Según los datos del Tesoro Público, el Ejecutivo todavía debe pedir 85.000 millones de euros este año. Son 85.000 millones pendientes de pago por viejas letras y bonos que vencen ahora pero que, para colmo, pueden atragantar las finanzas públicas porque se concentran sobre todo en los últimos 10 días del mes antepenúltimo mes del año. En esos diez días vence una montaña de bonos (por valor de 20.266 millones) y de letras (7.392 millones más) que obligarán al Estado a pedir 27.658 millones de euros para refinanciar esas deudas pendientes.

El Ejecutivo debe conseguir una rebaja de la presión sobre nuestra prima de riesgo para esa fecha porque la financiación de tal cuantía de fondos en tan corto espacio de tiempo puede atragantar las posibilidades de financiación soberana. 

Una cuestión no sólo de tamaño

El problema no es sólo una cuestión de volumen sino también de condiciones financieras. La mayor parte de la deuda que vence en octubre (casi 15.000 millones) se emitió a un tipo de interés del 3,90%. Puesto que el Estado no dispone de fondos para amortizarla, será necesario pedir nuevos créditos para pagar en el futuro. Renegociarla a un interés que supera el 6,7% significa, en la práctica, duplicar los intereses que paga España por su carga financiera.

La tónica de penalizaciones a fin de año se ha repetido en todos los cierres de ejercicio desde que comenzó la crisis. De hecho, los grandes vencimientos de 2009 se hicieron a un tipo del 3,8%; del 4,1% al año siguiente y del 5,1% el año 2011, según reconocen fuentes del Tesoro.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha subrayado públicamente que "la emisión de deuda neta por emitir es sólo de 4.000 millones de euros". Sin embargo, las necesidades de refinanciación pendientes multiplican por más de 20 esa cantidad.

La amenaza griega a corto plazo

El escenario que mantiene el Tesoro es el de rebajar las turbulencias a medio plazo, es decir, antes del cierre del año. Sin embargo, a corto plazo, la evolución de las elecciones en Grecia pueden intensificar la presión en los mercados internacionales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba