Economía

El número de tarjetas de crédito crece en España por primera vez desde el inicio de la crisis

Durante 2013, en los bolsillos y carteras de los españoles aparecieron 940.000 tarjetas, un 1,1% más de plásticos que un año antes. El saldo de tarjetas de crédito en circulación asciende a 43,3 millones, un 4,7% más. Se reducen, sin embargo, las de débito, que se disminuyen en un 3,9%.

Tarjetas de crédito.
Tarjetas de crédito.

Por primera vez desde el inicio de la crisis, el número de tarjetas en circulación en España ha vivido un ascenso. Así, en 2013 se contabilizaron 940.000 tarjetas más en circulación, un 1,1% más que en el año anterior. Este incremento se explica por varios factores, entre los que  destacan especialmente dos: por las mejores expectativas sobre la economía y por la finalización de la reestructuración bancaria, que redujo tanto el número de entidades como el de tarjetas en circulación.

El aumento del número de tarjetas se ha visto protagonizado por las de crédito, un 4,7% más hasta alcanzar un total de 43,3 millones, según los datos del Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2014, en el que ha colaborado Analistas Financieros Internacionales (AFI). Por el contrario, las de débito disminuyeron en un 3,9%, hasta los 69,7 millones, una cifra por debajo del récord histórico en esta modalidad, que en 2008 alcanzó los 76,4 millones en 2008.

En conjunto, en 2013 el número de operaciones realizadas con tarjetas aumentó en España un 3,6%, una tasa de crecimiento superior a las de ejercicios anteriores. En América Latina, las estadísticas también señalan una ininterrumpida tendencia de crecimiento en el uso del plástico: ya se utiliza en el 71,6% de las transacciones electrónicas, imponiéndose como el instrumento más utilizado como medio de pago, después del efectivo.

El Informe Tecnocom 2014 incluye una investigación demoscópica realizada en colaboración con The Cocktail Analysis, de la que se extraen algunos factores que inciden en la actitud y preferencias de los consumidores hacia las tarjetas, y cuya interpretación induce a resultados muy reveladores. España es, junto con Brasil, el país donde más usuarios prefieren utilizar la tarjeta para todo tipo de pagos. Pese a esto, solo un 25,8% de los españoles utilizó su tarjeta para realizar algún pago el día anterior a la encuesta, frente a un 69,5% que realizó pagos en efectivo. Según los expertos, es muy posible que los cambios normativos recientemente aprobados, como es el caso de los límites a las tasas de intercambio, puedan ayudar a modificar estos comportamientos en los próximos años, promoviendo un uso más intenso de la tarjeta para pagos de menor importe.

El récord histórico de tarjetas de débito se registró en 2008, con 76,4 millones de plásticos

El estudio también dedica una especial atención al desarrollo de los medios de pago online y a través del móvil, y la principal conclusión, a ambos lados del Atlántico, es que la banca por Internet tiene cada vez una mayor presencia en el conjunto de transacciones de bajo valor.

En España, los  medios de pago más utilizados en las compras por Internet son las tarjetas de débito y el sistema PayPal. El 40,6% eligen preferentemente la tarjeta de débito y un 29,9% Paypal. En América Latina, por el contrario, se utiliza más la tarjeta de crédito que la de débito para los pagos por Internet.

Lógicamente, el mayor uso de los pagos online es una consecuencia del gran crecimiento que ha experimentado el comercio electrónico, tanto en España como en América Latina. En los últimos cinco años, el comercio electrónico en España ha más que duplicado su volumen de negocio, y lo ha cuadruplicado en los seis países latinoamericanos analizados. En contraposición al aumento del comercio electrónico, el informe revela una caída del uso de los cajeros automáticos en España. En 2013 se retiraron 109.200 millones de euros, una cifra equivalente en términos nominales a la alcanzada en 2006, antes de la crisis económica.

El Indicador Tecnocom de medios de pago electrónico permite comparar el nivel de desarrollo de los países analizados según el grado de utilización de los diferentes instrumentos de pago. Los resultados indican que España sigue siendo el país con mayor puntuación, pese a que el pago móvil no ha conseguido consolidarse como alternativa a otros medios de pago electrónico. Brasil ocupa el segundo lugar, aunque presenta un cierto estancamiento respecto al ejercicio anterior. Le siguen Chile y Colombia, que estrechan distancias respecto a años anteriores, debido al fuerte incremento del uso de las tarjetas  y a la mejora del pago online en Colombia. Por su parte, México, Perú y República Dominicana también mejoran en buena parte de los indicadores en comparación a ejercicios anteriores. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba