Economía

EVO no despertó el interés de la banca española: sólo Bankinter estudió sus números

Frente a las intenciones de Santander, BBVA y La Caixa por adjudicarse la subasta de Novagalicia, la presencia de entidades españolas en la venta de EVO se redujo únicamente a Bankinter. Feijóo, convencido de que la entidad gallega acabará en manos de fondos internacionales. 

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter.

El interés de la banca española por EVO Banco ha sido inversamente proporcional al que está generando su matriz, Novagalicia.Bankinter ha sido la única entidad española que se interesó por EVO, vendida este lunes al fondo norteamericano Apollo por 60 millones, según fuentes conocedoras del proceso. Sin embargo, tras un estudio inicial del cuaderno de venta repartido por Mediobanca, el banco presidido por Pedro Guerrero desestimó presentar una oferta por la filial de Novagalicia.

La aparición de Bankinter en el proceso de EVO se produjo en los primeros meses de este ejercicio, cuando en el despacho de José María Castellano se amontonaban 24 muestras de interés por hacerse con la red de fuera de Galicia de la entidad nacionalizada. Al banco naranja no le convenció ni la estructura de EVO ni tampoco su plan de negocio, como a otras 16 entidades. De hecho, otras dos entidades que si llegaron a presentar oferta no vinculante asegura que las previsiones de EVO contemplaban cerrar con pérdidas hasta el ejercicio 2015.

Tras la salida de Bankinter del proceso, la subasta de EVO estaba condenada a convertirse en una pelea entre fondos internacionales, como así ha sido finalmente, pese a que, en algún momento del proceso, tanto Economía como el FROB llegaron a plantearse anular la subasta de EVO para venderla conjuntamente con Novagalicia.

Apollo adquiere EVO "con la intención de reforzarlo, con un plan de negocio basado en las fortalezas de la entidad para que sea un banco estable e importante en el sistema financiero español", según explicó en un comunicado Novagalicia, que está a la espera de que el Banco de España conceda en las próximas semanas la ficha bancaria a su filial.

El difícil plan de negocio de EVO, que preveía pérdidas hasta 2015, llevó a Bankinter y otras 16 entidades a no presentar oferta no vinculante por EVO

El proyecto presentado por Apollo EPF II prevé establecer EVO Banco como núcleo de su plataforma de actividad financiera en España. Apollo EPF II recientemente ha adquirido Finanmadrid y su fondo predecesor, Apollo EPF, compró AvantCard en 2011, compañía que ya posee en España la licencia de establecimiento financiero de crédito.

La adquisición de EVO por parte de un fondo internacional se contempla en la Xunta como "un paso más" para que Novagalicia sea vendida a uno de estos fondos, que están interesados en su adquisición, y mantener así la 'gallegueidad' de la entidad. De todos ellos, el fondo Guggenheim es el que se ha mostrado más activo en el análisis de la situación financiera y de futuro de la entidad presidida por Castellano.

"La venta de EVO demuestra que los extranjeros están dispuestos a pagar por Novagalicia. Le sería difícil explicar a Economía que tienen que poner dinero y conceder ayudas para subastar Novagalicia cuando hay fondos que pueden poner sobre la mesa varios cientos de millones", explicaban ayer en el entorno de Alberto Núñez Feijóo.

Castellano confía en que salga triunfadora la oferta de los fondos porque están dispuestos a pagar "cientos de millones" por Novagalicia. Todo lo contrario que a los grandes bancos españoles (BBVA, Santander y Caixabank) a quienes se les ha aumentado el apetito por la entidad gallega una vez que Economía ha rectificado y vuelve a proteger al comprador con un esquema de protección de activos (EPA) frente a determinadas carteras. Precisamente, los directivos gallegos confían en que este sea uno de los principales argumentos para que triunfe la vía de Guggenheim Partners.

"Una cosa es EVO y otra, bien distinta, Novagalicia. Pese a que la adjudicación a Apollo pueda significar un signo de aperturismo por parte del Banco de España, nada más lejos de la realidad. El supervisor no está dispuesto a que caiga fuera de uno de los tres grandes y éstos no quieren perder las ayudas y el crédito fiscal de 4.500 millones que tendrá el comprador de la entidad gallega", confirman fuentes del sector.

Santander, BBVA y La Caixa pugnarán por adquirir la entidad gallega, subasta que podría estar resuelta entre este mes de septiembre y octubre, según anunciaron fuentes del FROB el pasado mes de julio. Hasta el momento, las entidades presididas por Francisco González e Isidro Fainé se han mostrado mucho más activas en el estudio del banco gallego que el Santander.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba