Economía

S&P mantiene el rating de España pero alerta de los riesgos de un entorno político "fragmentado"

La agencia de calificación Standard & Poor's prevé que Cataluña siga formando parte de España, pero avisa de que su independencia afectaría al rating. La agencia advierte de que persisten las dudas sobre el comportamiento económico de España después de las elecciones generales y regionales de 2015.

En la imagen, la fachada de la agencia de calificación Standard & Poor's en Nueva York
En la imagen, la fachada de la agencia de calificación Standard & Poor's en Nueva York EFE

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha confirmado este viernes el rating 'BBB' con perspectiva 'estable' de la deuda soberana de España, pero alerta de los riesgos que para la economía puede generar un entorno político "fragmentado" tras las elecciones de 2015.

"La confirmación del rating refleja nuestra consideración de que los riesgos para la recuperación económica de España están equilibrados ante un año 2015 de elecciones regionales y generales", explica la agencia en un comunicado.

La agencia destaca que las reformas estructurales aprobadas en España desde 2010 han aumentado la competitividad

S&P, que elevó el rating de España en un escalón en la última revisión realizada el pasado 23 de mayo, destaca que las reformas estructurales aprobadas en España desde 2010 han aumentado la competitividad, el empleo y las exportaciones, así como la flexibilidad de la economía.

Sin embargo, advierte de que persisten las dudas sobre el comportamiento de su economía ante la proximidad de las elecciones generales y regionales de 2015 y el debilitamiento de la demanda interna. Además, incide en que la deflación es "un lastre para el progreso económico y fiscal" del país.

"La posibilidad de que las elecciones generales del próximo año puedan generar un entorno político fragmentado, a nivel nacional y regional, también puede dar lugar a desviaciones en las políticas fiscales y estructurales. Esto podría poner en riesgo los objetivos de déficit público a medio plazo y el crecimiento económico", subraya.

Respecto a Cataluña, remarca que su escenario base es que siga siendo parte de España. En cambio, avisa de que si Cataluña se independiza, los indicadores crediticios del soberano, incluyendo el nivel medio del PIB per cápita, las cuentas externas y la posición de las finanzas públicas, se debilitarían, lo que a su vez podría afectar al rating.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba