Economía

Los bajistas se ceban con Meliá para arbitrar con sus convertibles y ganar un 20%... o más

La conversión de deuda convertible en diciembre garantiza unas acciones a quienes las están tomando a préstamo a un precio más que ventajoso frente los que fija ahora el mercado. 

Hotel de la cadena Meliá.
Hotel de la cadena Meliá. eGuide Travel / CC Flickr

Meliá Hotels International, empresa hotelera que seguirá siendo en la mente de todo el mundo Sol Meliá durante mucho tiempo, es la compañía española con más posiciones cortas sobre su capital. Concretamente, un 12,2% del total, según una última actualización facilitada desde una firma bursátil. Supera con mucha diferencia a Indra, que tiene el 6,5%. Esta presión de los bajistas se debe a que ahora mismo el mercado ofrece una muy rentable opción para arbitrar.

Desde la entidad que facilita los datos, que prefiere no facilitar la publicación de su nombre, apuntan que en diciembre de este año hay la conversión de 200 millones de euros en bonos convertibles en acciones a un precio de 7,93 euros por acción. La compañía cerró ayer a 9,5 euros después de repuntar un 0,38%, es decir, un 19% por encima de los precios de la conversión.

Con este horizonte, los bajistas que tienen bonos, previamente, toman a préstamo los títulos, abonando un 4,5% de interés al prestatario, venden las acciones en mercado (precios por encima de 9 euros), sabiendo que en diciembre tendrán un canje a 7,93, con títulos procedentes de la autocartera de Meliá, sin ir más lejos, ya que el grupo cuenta con 13,5 millones en propiedad y deberá emitir otros 59,4 millones de títulos, es decir, un 25% más sobre el saldo actual.

De momento está siendo una jugada redonda para estos inversores avezados, que han llevado las posiciones bajistas sobre la cadena hotelera del 0,72% de su capital en los últimos 12 meses a más del 12%.

Más industriales

Después de atacar al sector bancario, en los últimos tiempos estaban concentrando sus ‘iras’ sobre otras empresas de sesgo más industrial. Así, aparte de Meliá, las más presionadas son Indra, Técnicas Reunidas o Acciona.  

Meliá, además, tiene otras conversión de 250 millones de euros en 2018, así como otro vencimiento de deuda este año de 200 millones.

Lo sorprendente es el interés inversor por los hoteles, ya sean cotizados o sueltos. Los paquetes de NH procedentes de las cajas se han vendido sin el menor problema y a buenos precios. La empresa que preside Rodrigo Echenique sube un 11% anual en Bolsa, sin duda espoleada por el impulso de Santander y HNA, pese a que no tiene ni mucho menos su horizonte despejado.

Por su lado, también hay interés de inversores por la deuda de cadenas no cotizadas, como Silken, pese a que el sector hotelero está en una situación más que delicada. No hay más que ver la crisis que atraviesa Husa o la pelea con los bancos que sostiene AC Hotels.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba