Economía

El PP rechaza en el Congreso que el Tribunal de Cuentas examine el coste del rescate bancario

Dos años después del rescate bancario, los populares votan en contra de una propuesta de UPyD que solicita al Tribunal de Cuentas un informe sobre los costes públicos de la ayuda financiera.

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda
El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda EFE

Dos años después del rescate bancario, los populares votan en contra de una propuesta de UPyD que solicita al Tribunal de Cuentas un informe sobre los costes públicos del rescate bancario.

Ahora que el Gobierno presume de devolver 1.300 millones del préstamo europeo gracias a la venta de un 7,5 por ciento de Bankia, UPyD ha solicitado al Tribunal de Cuentas que ponga la lupa sobre el salvamento del sector financiero. Y su propuesta ha tenido el apoyo de PSOE e IU.

Sin embargo, el PP se ha valido de su mayoría parlamentaria para votar en contra y bloquear cualquier intento de control por parte del organismo fiscalizador.   

En la anterior sesión de la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas, al presentar sus conclusiones sobre el Frob, el presidente del organismo, Ramón Álvarez de Miranda, explicó que su foco en esa ocasión se centraba en Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, pero que estaba dentro de sus competencias iniciar una investigación sobre la ayuda financiera si así se lo pedían.

Dicho y hecho. El partido magenta puso este martes sobre la mesa una petición formal con el objeto de que se fiscalice “el coste efectivo para la Hacienda Pública del rescate bancario y la evolución de su impacto en las cifras de déficit y de endeudamiento del sector público”.

Entre sus requerimientos también se incluía una revisión de: el saneamiento y las ventas de participaciones de Bankia, de los fondos públicos entregados por el Frob y el Fondo de Garantía de depósitos, de las operaciones de privatización de entidades nacionalizadas o del cumplimiento de los planes de viabilidad de las entidades rescatadas.

Un rescate millonario

El propio Banco de España ha reconocido que las ayudas a la banca española ascienden a los 61.366 millones desde el año 2009. De estas inyecciones de dinero público, Bankia se ha llevado 22,424 millones, Catalunya Banc 12.052 millones, NCG Banco 8.981 millones, Liberbank 1.806 millones, BMN 1.645 millones, Unicaja Banco 1.129 millones e Ibercaja 407 millones.

Por absorber diversas entidades, La Caixa se ha embolsado 5.438 millones de los que ha devuelto 977; Banco Sabadell 5.249 millones y BBVA 953 millones.

No obstante, está por ver cuánto dinero se puede recuperar y cuánto se da por perdido. Por el momento, el Gobierno ya ha reconocido la pérdida de 37.000 millones.

Además, se cuestionan los sobreprecios que pudo pagar la Sareb por los activos que adquirió y las pérdidas añadidas que pueden arrojar los esquemas de protección de activos diseñados para incentivar las absorciones de entidades.

Para financiar este salvamento, España solicitó al Mecanismo Europeo de Estabilidad un crédito de 41.000 millones de euros a devolver en 12,5 años con un tipo de interés del 0,5 por ciento. Una petición que conllevó la firma de un Memorando de Entendimiento en el que se contemplaban tanto las condiciones de la reestructuración financiera como las reformas de la economía que se tuvieron que abordar bajo la estricta vigilancia de la troika.

Dos años más tarde, la presión de los mercados se ha relajado en lo que tiene todos los visos de una burbuja y la banca todavía afronta el ingente reto de recuperar su rentabilidad en un entorno de bajos crecimientos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba