Trabajo ha frenado la medida porque la considera injusta

Los sindicatos temen que el Gobierno recorte la duración del subsidio de paro, negociación a la que estuvieron abiertos en abril

Faltan dos meses para que los Presupuestos de 2013 sean aprobados definitivamente en el Congreso y los sindicatos temen que el Gobierno aproveche el trámite para reducir la duración del seguro de desempleo. Lo que ocultan tanto UGT como Comisiones es que ambos se mostraron dispuestos el pasado abril a negociar esta posibilidad con el Ministerio de Trabajo.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, junto al responsable del sindicato en Madrid, José Ricardo Martínez
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, junto al responsable del sindicato en Madrid, José Ricardo Martínez EFE

Fuentes seguras informan que Ignacio Fernández Toxo (Comisiones Obreras) y Cándido Méndez (UGT) estaban convencidos antes del verano de que el Ministerio que dirige Fátima Báñez aprovecharía el último recorrido de la reforma laboral para reducir el tiempo de cobro del seguro de paro, hasta el punto de que ambos se mostraron dispuestos a negociarlo con el Gobierno. “No estuvo sobre la mesa”, se desmiente desde las centrales.

Los sindicatos desmienten su disposición a negociar el recorte de la duración del desempleo, pero fuentes seguras lo confirman

El hecho es que ambos sindicatos llegaron a creer que era una medida que estaba ya decidida y no pusieron el grito en el cielo ni fuera ni dentro de las reuniones que mantuvieron con diversos ministros antes de la aprobación definitiva de la última reforma laboral. Al final, lo que hizo Trabajo fue reducir al 50% la tasa de reposición de la prestación por desempleo a partir del séptimo mes de paro, una medida intermedia que en el Gobierno se consideró más justa y equitativa que la que estaban dispuestos a aceptar tanto Comisiones Obreras como UGT.

Han pasado varios meses desde entonces y los sindicatos vuelven ahora a la carga con sus temores sobre las intenciones del Gobierno de recortar la duración del pago por desempleo. El abanico comprende desde los tres meses a los que tienen derecho quienes hayan cotizado 119 días y queden en el paro, hasta los dos años que corresponden a quienes hayan trabajado un mínimo de 180 días y tengan responsabilidades familiares.

En el Gobierno se desmiente la más mínima intención de circular por este carril que tanto dicen temer los sindicatos. En los Presupuestos del año que viene se incluye un ahorro de 1.807 millones en este tipo de prestaciones y pese a ello  la factura rondará los 27.000. Pero este ahorro no procede del recorte temporal del subsidio, sino de un catálogo diferente de iniciativas que van desde el cambio de los requisitos de acceso a la llamada renta activa de inserción, dotada con 426 euros al mes, hasta la interrupción a partir de enero de las ayudas que han venido recibiendo aquellos trabajadores acogidos a reducciones de jornada dentro de los expedientes de regulación de empleo.

UGT y Comisiones calientan la próxima huelga general con la sospecha de que habrá recorte a las pensiones antes de que se aprueben los Presupuestos

Los sindicatos sospechan también que el Gobierno aprovechará el trámite presupuestario, que dura hasta la antesala de las Navidades, para introducir recortes en el sistema de pensiones. Su estrategia forma parte del precalentamiento de la nueva huelga general que preparan para mediados de noviembre, una vez hayan pasado las elecciones en Galicia y el País Vasco.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba