Economía

Las sicav pagaron a Hacienda seis millones de euros el año pasado por impuesto de sociedades

Son unas 3.000, con más de 400.000 clientes y cerca de 25.000 millones de euros. El dato puede parecer polémico, ya que las sicav como entidades jurídicas gozan de un tipo de sociedades híper reducido. Sus clientes, eso sí, pagan 222 millones por año. 

Las sociedades de inversión de capital variable, conocidas como sicav, abonaron el pasado ejercicio 5,9 millones de euros en concepto de impuesto de sociedades, según cifras publicadas la semana pasada por la CNMV estadísticas de Instituciones de Inversión Colectiva correspondientes al primer trimestre de 2013.

La cifra es muy superior a los 860.000 euros abonados en 2011. En 2010 el montante fue de 5,0 millones, en 2009 de 7,4 millones y en 2008 de 1,8. Conforme la CNMV, el primer trimestre del año finalizó con 2.979 sicavs, frente a las 3.033 de 12 meses antes, con 404.844 inversores y un patrimonio de 24.549 millones de euros.

El dato generará la habitual polémica, ya que a primera vista sugiere que los más de 400.000 inversores que invierten casi 25.000 millones de euros (un 2,5% del PIB) apenas pagan 6 millones de euros a Hacienda y no es así.

Las sicav, al igual que los fondos de inversión o planes de pensiones tienen, como entidades jurídicas, un impuesto de sociedades del 1% sobre beneficios. La carga fiscal ‘importante’ recae sobre los partícipes o inversores, que afrontan su situación una vez rembolsan su dinero, afrontando el mismo tipo establecido que sufrirá cualquier titular de un fondo de inversión.

Más de 200 millones al año

En este sentido, la patronal del sector, Inverco, ha destacado siempre la importante aportación de la inversión colectiva al erario público. La asociación señala en su memoria del pasado año que “teniendo en cuenta la tributación de los inversores, la estimación de impuestos soportados por los accionistas de las sicav en tan sólo cinco ejercicios (2006-2010) muestra que éstos han contribuido al erario público con más de 1.111 millones de euros, lo que supone 222 millones de euros anuales, si bien la elevación de la tributación de la base imponible del ahorro en el IRPF para los ejercicios 2012 y 2013 (cuyo tipo mínimo pasa del 19% al 21% y el tipo máximo pasa del 21% al 27%), tras la entrada en vigor del Real Decreto-Ley de 20/2011, de 30 de diciembre, así como el restablecimiento temporal del Impuesto sobre el Patrimonio en los ejercicios fiscales 2011 y 2012 como consecuencia de la aplicación del Real Decreto-Ley 13/2011, de 16 de septiembre, permite anticipar que estos ingresos se incrementarán considerablemente en los próximos ejercicios”.

Es a ese dato de 1.111 millones al que hay que sumarle, “además”, esos 5,9 millones, apostillan en Inverco. Dicha asociación ha abogado siempre por reducir ese impuesto de sociedades a fondos y sicavs, pese a que sea reducido.

Los fondos o sicavs, aunque existen como personas jurídicas, no son empresas con actividad real. Invierten en empresas que ya pagan sus impuestos y abonan dividendos a los que se les aplica la retención correspondiente. La actividad de gestión es externalizada. Y los inversores, al retirar su dinero, pagan todo a Hacienda religiosamente. Son, en definitiva, empresas instrumentales.

Como datos curiosos sobre las sicav, se puede apuntar que sólo hay 20 con un capital superior a los 89 millones de euros, que suman 4.220 millones, es decir, el 0,6% de las sociedades captan el 16% de todo el patrimonio. Asimismo, sólo hay siete sicavs con más de 1.000 partícipes. Todo esto puede chequearse en el extenso informe publicado por la CNMV


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba