Sepblac

El Sepblac multa a Unidad Editorial por sus cuentas en el exterior

El ministro de Economía fue miembro del consejo de administración del grupo propietario de El Mundo entre 2009 y 2012.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos.
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos. EFE

Unidad Editorial, el grupo propietario de los periódicos El Mundo, Marca y Expansión, ha sido investigado por parte del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, Sepblac, por una presunta infracción cometida en movimientos de capitales y transacciones económicas con el exterior. Tal y como ha podido saber este periódico, el Sepblac impuso una multa a esta compañía por las irregularidades que encontró durante su inspección.

De acuerdo a las fuentes consultadas, en agosto de 2013 Banco de España requirió a Unidad Editorial información sobre cuentas en el exterior por operaciones efectuadas entre los años 2012 y 2013. Banco de España trasladó la información recibida al Sepblac y en junio de 2014 este organismo solicitó al grupo propietario de El Mundo información sobre los ejercicios 2012, 2013, y 2014.

La actuación del Sepblac provocó que el pasado año el ministro de Economía tuviera que inhibirse en la resolución del procedimiento administrativo sancionador en marcha, al haber figurado Luis De Guindos en el Consejo de Administración de la compañía investigada. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, sustituyó al ministro de Economía en el proceso. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, firmó en noviembre el Real Decreto por el que se dispuso dicha sustitución, motivada por la investigación "por infracción administrativa de la Ley 19/2003, de 4 julio, sobre régimen jurídico de los movimientos de capitales y de las transacciones económicas con el exterior".

De Guindos fue nombrado miembro del Consejo de Administración de Unidad Editorial en abril de 2009, como independiente. El 26 de abril de 2012, la compañía depositó en el registro la notificación de su cese como consejero, que se publicó en el Boletín Oficial del Registro Mercantil el 9 de mayo de ese mismo año. Con motivo de su nombramiento como ministro de Economía, en diciembre de 2011, De Guindos también dejó los consejos de Endesay de BMN.

Sanción del Banco de España

Unidad Editorial explicó a Vozpopuli que el Real Decreto en el que se comunica la inhibición del ministro De Guindos en la investigación del Sepblac está relacionado con una sanción que el grupo recibió en 2015 por no aportar al Banco de España de forma adecuada la información relativa a sus operaciones en el extranjero. “Toda la documentación se envió de inmediato. El retraso se justifica por el cambio del soporte en el que habitualmente se incorpora esta información (a la base de datos del Banco de España)”. Esta multa fue recurrida, si bien la compañía reconoce que todavía no ha recibido una notificación sobre su resolución.

RCS MediaGroup era propietario de Unidad Editorial en los años investigados por Sepblac. El grupo italiano, siendo dueño de Unedisa, editora de El Mundo, acordó en febrero de 2007 la adquisición de Grupo Recoletos –propietario de los diarios Marca y Expansión- en una operación valorada en 1.100 millones de euros, y que dio lugar a Unidad Editorial. Este año otro grupo italiano, Cairo Communication se ha hecho con la mayoría del capital de RCS.

En esos mismos años, el Consejo de Administración de Unidad Editorial estaba presidido por Antonio Fernández-Galiano, que en la actualidad se mantiene en el cargo, al que accedió en 2011 sustituyendo a Carmen Iglesias. Luis de Guindos fue consejero de Unidad Editorial entre 2009 y 2012, si bien su firma no aparece en las cuentas anuales de los ejercicios 2011 y 2012.

La crisis de Unidad Editorial

En ese periodo de tiempo en el que Luis de Guindos fue consejero de Unidad Editorial, el grupo de medios de comunicación encadenó un ejercicio de menores ingresos con otro. La caída de la inversión publicitaria, la competencia de los medios digitales, la crisis económica, y, especialmente, la deuda contraída por el precio pagado en 2007 por la compra de Recoletos, impactaron negativamente en las cuentas de la compañía.

El resultado del grupo varió radicalmente en el ejercicio 2011 cuando tras realizar un test de deterioro del fondo de comercio originado tras la compra de Recoletos, registró una depreciación por importe de 376 millones, lo que provocó que las pérdidas de ese ejercicio fueran de 378 millones de euros, frente a los 17 millones perdidos en 2010.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba