Economía

Los accionistas de la Sareb perderán 150 M. al año hasta que el banco malo tenga beneficios

Santander y Caixabank soportan el mayor impacto por la no remuneración del cupón de los títulos de deuda subordinada. Ambas entidades han dejado de anotarse en el entorno de los 80 millones. Mapfre y Mutua Madrileña son las dos aseguradoras más castigadas.

Belén Romana, presidenta de la Sareb.
Belén Romana, presidenta de la Sareb. EFE

Los accionistas de la Sareb no percibirán un sólo euro de su inversión en el banco malo hasta que esta sociedad sea rentable. En 2013, los bancos y aseguradoras que inyectaron capital y compraron deuda subordinada de la Sareb han perdido 150 millones, según confirman fuentes del sector, correspondientes al pago anual del 8% de los títulos de renta fija. Así, los accionistas no percibirán estos 150 millones anuales en concepto de intereses hasta que el banco malo logre un suficiente beneficio consolidado antes de impuestos. La Sareb perdió 261 millones en su primer año completo de actividad.

Estas minusvalías han impedido a Santander y Caixabank anotarse 47 y 33,6 millones, respectivamente, por su inversión en la Sareb en 2013. La entidad catalana debió provisionar este impacto a finales del pasado ejercicio ante las sospechas de que el banco malo registraría números rojos en 2013 y, por tanto, se anularía el pago del cupón. Así se registra en la memoria de Vidacaixa, ya que la Caixabank registró esta inversión en el balance de su aseguradora. "Dada la reciente constitución de la misma y la incertidumbre sobre sus resultados, siguiendo un criterio de prudencia, se ha procedido a dotar el importe del cupón devengado durante el ejercicio 2013 por importe de 33.656 miles de euros...", se detalla en el documento. La entidad catalana invirtió 431,9 millones en renta fija subordinada de la Sareb.

Las entidades presididas por Emilio Botín e Isidro Fainé , dos de los principales actores del mercado financiero español, son los mayores suscriptores privados de deuda subordinada, con una participación del 17,12% y del 12,37%, respectivamente, y también son los principales inversores privados de la entidad en conjunto. Sabadell, Popular y Kutxabank, con una participación en la suscripción de deuda del 6,81%, el 5,87% y el 2,62%, son los siguientes inversores privados por volumen de participación en la emisión. Estas tres entidades dejaron de anotarse 18,6 millones (Sabadell); 15,3 millones (Popular) y 7,1 millones (Kutxabank). Entre las aseguradoras, Mapfre (3,8 millones) y Mutua Madrilleña (2,1 millones), con una participación del 1,4% y 0,84%, respectivamente, son las más perjudicadas.

La Sareb cerró su primer año completo de actividad con unas pérdidas de 261 millones, cinco veces por encima de las estimaciones previstas en su plan de negocio inicial, que fue reelaborado por la auditora KPMG en marzo de 2013, y auguraba unas pérdidas netas de 47 millones de euros. Las pérdidas se han reducido por efecto de un crédito fiscal de 142 millones que el banco malo ha activado en función de sus posibles beneficios a futuro.

Las minusvalías podrían mantenerse en este ejercicio, en el que la institución presidida por Belén Romana tendrá que hacer frente al impacto de una circular del Banco de España que puede obligar a tener que realizar mayores provisiones por sus activos en balance, además de la evolución de los precios inmobiliarios. "Aún no podemos afirmar que en 2014 la entidad logre beneficios hasta que no conozcamos el impacto de esta circular", reconoció Jaime Echegoyen, consejero delegado de la sociedad, en marzo pasado.

Sólo han cobrado las entidades rescatadas

Las pérdidas de la sociedad también se fundamentan en la deuda que mantiene la Sareb con las entidades nacionalizadas. Sólo en el pasado ejercicio, la Sareb tuvo que destinar un total de 1.222 millones para este concepto. Así, el primer destino de los 3.800 millones en ingresos de Sareb en 2013 se destino al pago de los intereses de la deuda con aval del Estado que emitió por importe de 50.780 millones de euros para retribuir a las nueve entidades que le traspasaron sus activos dañados del ladrillo en diciembre de 2012 y en febrero de 2013.

Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Caixa, Banco de Valencia y Banco Gallego (Grupo 1); y Liberbank, BMN, Ceiss y CajaTres (Grupo 2) recibieron un total de 1.222 millones de euros en intereses de la deuda, el 31% de los ingresos de Sareb. Los bonos del Grupo 1 llevaban aparejado un interés medio del 2,74% y los del Grupo 2, del 2,105%. Todos pagaderos trimestralmente.

El plan de negocio actual de Sareb, revisado por KPMG, contempla pagar un total de 11.575 millones de euros de intereses de deuda senior a las entidades rescatadas, a razón de 5.828 millones en los cinco primeros años, 4.298 millones en los cinco posteriores y 1.449 millones en los últimos. Sin embargo, las proyecciones de Sareb se revisarán anualmente a la luz de la evolución macroeconómica, de los tipos de interés y del precio de la vivienda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba