Economía

España sigue castigando al Santander: sólo Portugal empeora sus 64 M. de beneficios

La contribución de la división española es apenas un 5% a los beneficios totales del grupo, que sigue liderada por Latinoamérica. Las cuentas se ven castigadas por las pérdidas de su 'banco malo', que gestiona 12.000 M. de activos inmobiliarios.

Alfredo Sáenz, CEO del Santander.
Alfredo Sáenz, CEO del Santander.

El negocio en España sigue lastrando al Santander. Hace tres meses, el cierre del saneamiento del ladrillo obligado por los dos planes Guindos elevó las pérdidas del negocio de banca minorista por encima de los 1.000 millones. Entre enero y marzo, los beneficios de la división española abandonan el rojo para mantenerse en unos rácanos 64 millones. Sólo Portugal, con 21 millones, aporta menos a la cuenta de resultados del grupo.

Los datos presentados este jueves por el banco 'rojo' elevan hasta los 207 millones sus beneficios en España en este primer trimestre. Sin embargo, esa cantidad tiene que matizarse con la aportación de 32 millones de Santander Consumer Finance (la unidad de financiación de automóviles y consumo) y la rebaja de 175 millones en concepto de pérdidas de su nueva unidad de actividades inmobiliarias, el 'banco malo' del grupo, como lo definió Alfredo Sáenz, CEO del Santander. 

En total, los beneficios del Santander en España se reducen a 64 millones, apenas 13 millones más que el Sabadell, pese a que el banco catalán ha completado en este primer trimestre las provisiones de los dos planes Guindos, con una aportación cercana a los 400 millones de saneamiento. Más distanciadas de la división española del Santander quedan las ganancias del grupo BFA-Bankia (177 millones) o de Caixabank. El banco catalán ganó en este primer trimestre un total de 335 millones, después de completar la limpieza del ladrillo exigida por el Gobierno e integrar Banca Cívica y Banco de Valencia.

"Es cierto que, en estos años, la participación de España es pequeña, mucho menor que históricamente, pero irá recuperando esa posición", asegura Sáenz. En este trimestre, España ha aportado el 5% de los beneficios totales. Continúa el liderazgo en los beneficios de Latinoamérica (988 millones), Estados Unidos (233 millones) o Reino Unido (224 millones). Incluso en Polonia, donde el banco está en pleno proceso de integración del BZ WBK y Kredyt Bank, las ganancias superan a España: 70 millones.

Sáenz prevé que la mejora de los ingresos en España se manifieste en el segundo semestre. El margen cae en España un 20,6% en el último año

Las previsiones del Santander son que el crecimiento de los beneficios en España provengan más por el lado de la reducción de provisiones más que por el de la actividad (ingresos y costes) bancaria. "El nivel del negocio está bajo cero", aseguran en varias entidades. Sáenz, por su parte, confía en que la recuperación de los ingresos en España se manifeste a lo largo del tercer y cuatro trimestre de este ejercicio.

Para Sáenz, los resultados en España son el reflejo de un entorno de tipos de interés muy bajos que siguen castigando el margen. El crecimiento en este concepto en los últimos seis meses es mínimo (853 millones frente a los 821 millones del cuarto trimestre de 2012). En el interanual, la caída es acentuada: un 20,6%. Además, al igual que en el resto del grupo, la prioridad en la división española ha sido reforzar su balance en una triple perspectiva: liquidez, capital y calidad del riesgo, apoyado en la capacidad de generación de resultados del grupo.

Una de las pocas variales positivas para el negocio español ha sido el alto ritmo de captación de depósitos. En los últimos 15 meses, el Santander ha captado un total de 30.000 millones. "Nunca hemos crecido en los depósitos como en estos últimos trimestres", aeguró Sáenz, que cifró en el entorno del 50% el volumen de antiguos clientes de cajas nacionalizadas que han desplazado su pasivo hacia la banca sana.

La banca sana ha captado alrededor del 50% de los antiguos clientes de cajas nacionalizadas

La mora del Santander en España sube hasta el 7,12%, incluyendo la actividad de la nueva división de gestión de actividades inmobiliarias. Su volumen alcanza los 12.000 millones que se reparte entre adjudicados, créditos a promotores y las participaciones relacionadas con el sector inmobiliario (Metrovacesa y Sareb). El grupo prevé una desinversión anual del 25% de este mix de activos, excepto de la participación en el banco malo. "Si tenemos oportunidades iremos haciendo ventas de Metrovacesa. Si podemos hacer todo de una vez, pues mejor", aseveró Sáenz.

Sobre el equilibrio de poderes futuro, una vez que finalice la reestructura financiera, Sáenz rebajó las previsiones efectuadas días antes por el responsable de Santander en España, Enrique García Candelas, que cifró en un 70% el negocio que se repartirán Santander, BBVA y Caixabank en el medio plazo. "Se pasó un pelín. Estas tres entidades somos ganadoras en este proceso. De ahí, a decir que tendremos el 70% del mercado es mucho decir. El 50% ó 60% parece lo más razonable", explicó Sáenz. Actualmente, estas tres entidades se reparten en el entorno del 40% del mercado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba