Economía

Banco Santander presenta una oferta por el luso Novo Banco

La oferta de Banco Santander, que no es vinculante, es un paso para conocer qué entidades están interesadas en comprar la entidad creada a principios de agosto de 2014 y que agrupa los activos saneados de Banco Espírito Santo.

La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín
La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín EFE

Banco Santander, a través de su filial portuguesa Santander Totta, presentó este viernes una oferta no vinculante para hacerse con el luso Novo Banco. El banco español ya había anunciado en diciembre su interés por hacerse con Novo Banco, entidad creada a principios de agosto de 2014 y que agrupa los activos saneados de Banco Espírito Santo.

La oferta de Banco Santander, que no es vinculante, es un paso más en el proceso para conocer qué entidades están interesadas en comprar el banco luso y cuáles de ellas finalmente lo han descartado, según han informado a Europa Press fuentes del banco presidido por Ana Botín.

Entre las 15 entidades que han mostrado su interés en hacerse con Novo Banco, figuran el banco portugués BPI, la segunda mayor entidad cotizada de Portugal y que tiene como accionista de referencia a La Caixa, así como los españoles Banco Popular o BBVA y otras entidades extranjeras como la norteamericana Apollo o los chinos Fosun y Bank of China.

Los potenciales compradores que han mostrado su disposición a comprar Novo Banco debían hacer llegar su interés antes de la medianoche de este viernes, según lo establecido por el Banco de Portugal.

Novo Banco registró pérdidas por importe neto de 467,9 millones de euros en sus cinco primeros meses de existencia -desde su creación el pasado 4 de agosto hasta el pasado 31 de diciembre-, mientras que el producto bancario de Novo Banco alcanzó un total de 788,5 millones de euros. En el cuarto trimestre registró una fuerte recuperación de la cartera de depósitos por un importe de 4.200 millones de euros en nuevos depósitos.

Novo Banco fue creado después de que el Banco de Portugal se viera forzado a salir al rescate de Banco Espírito Santo, institución que fue dividida en un 'banco malo' cuyos activos se venden de forma gradual y un 'banco bueno' que agrupa los activos saneados y que recibió el nombre de Novo Banco tras ser recapitalizado con 4.900 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba