Economía

Culmina la operación salida: Marín se queda sin consejos de Santander meses después de ser cesado

El exCEO ha abandonado recientemente los únicos sillones que todavía seguía ocupando tras su cese como número dos en noviembre pasado. Tras su desaparición de la vicepresidencia y del resto de cargos de Santander Investment, su curriculum en el grupo ha finalizado.

Javier Marín, exCEO de Santander, junto a la presidenta de la entidad, Ana Patricia Botín.
Javier Marín, exCEO de Santander, junto a la presidenta de la entidad, Ana Patricia Botín. EFE

El currículum de Javier Marín como directivo de Santander es ya historia. El antiguo consejero delegado ha culminado su operación salida de la entidad con sede en Boadilla varios meses después de ser cesado como número dos por Ana Patricia Botín ante la falta de sintonía entre ambos. Marín sólo mantenía su puesto como vicepresidente y vicepresidente de la comisión ejecutiva de Santander Investment, la división de negocios del grupo, después de un continuo goteo de ceses del resto de consejos de la entidad tras ser sustituido por José Antonio Álvarez. Pues bien, el exCEO ha abandonado recientemente estos dos sillones, según confirman a Vozpópuli fuentes financieras.

Precisamente, Marín heredó estos dos cargos de Alfredo Sáenz. Un movimiento que puede volver a repetirse, según aseveran desde el sector, esta vez con otros protagonistas. Ahora, Álvarez podría recibir los sillones que, de momento, ocupa el ex CEO, pese a que al número dos ya se le han comenzado a adelgazar cargos en las filiales del grupo para centrarse en su nuevo mandato. La salida de Marín ha venido también acompañada de más movimientos dentro del consejo de Santander Investment. Así, José Manuel Tejón ha cedido también sus cargos de vicepresidente y consejero. Por contra, José Francisco Doncel, un ex Banesto que ha ganado peso en los últimos meses en los sillones de varias filiales, y José González de Castejón han sido nombrados como consejeros en sustitución de Tejón y Marín.

A lo largo del primer trimestre, Marín también abandonó sus responsabilidades en Allfunds, la plataforma líder en Europa para la distribución de fondos de diferentes gestoras entre inversores institucionales. Fue Marín quien puso en marcha este negocio en su etapa de consejero delegado de Banif. La salida de este consejo se ha producido a principios del pasado marzo, meses después de su sustitución como número dos por José Antonio Álvarez.

José Manuel Tejón ha cedido también sus cargos de vicepresidente y consejero de Santander Investment

La salida de todos estos consejos no significará, sin embargo, que Marín abandone el despacho que puso a su disposición el banco en el edificio situado en Castellana 24, donde se ubica el front office de la banca privada del grupo Santander.

Mientras Marín sigue reflexionando sobre sus próximos pasos, del pacto de no agresión con Santander queda excluida la banca de inversión, el ex ‘mano derecha’ de Botín (Emilio) se entretiene en los consejos de dos pequeñas firmas en los que está rodeado de amigos. Así sucede en Artemis Tours, una compañía que se dedica a la organización de viajes exclusivos con la pesca como ‘leit motiv’, en la que Marín comparte consejo con José Salgado Fuertes. Uno de los ‘chicos Marín’, como se le conocía en el Santander. De hecho, el ex CEO promocionó a Salgado como director general de Banca Privada del grupo en su etapa como máximo responsable de esta división. José Luis López Schummer, presidente de Mercedes Benz en España, es otro de los consejeros de este exclusivo ‘touroperador’, del que Marín es consejero desde mediados de 2005.

Dos años después, el ex número dos del Santander fundó su propia empresa energética: Zarapicos Golf 25 SL. Marín es socio y administrador único de esta firma de energía renovable que se dedica a la producción, transporte y distribución de electricidad. En 2013, últimas cuentas presentadas, la compañía facturó unas ventas de 7,1 millones de euros. La eléctrica le llena parte, según confirman en su entorno, de la descompresión de la dura negociación por su salida del banco rojo.

Los ingresos por estas actividades complementan el dinero que percibió tras su salida del grupo. Un primer pago de 10,86 millones por acogerse a la prejubilación, tras ser cesado como CEO de Santander, con 49 años. Un segundo reembolso, de otros 15,4 millones, cuando alcance la edad legal de jubilación. En total, casi 27 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba