Economía

El trabajador español es casi tan productivo como el europeo, pero con menos salario

La principal conclusión del estudio 'España 2014 = Alemania 2004' es que España afronta unas perspectivas económicas similares a las que tenía Alemania en 2004, cuando era considerado "el enfermo de Europa", pero, tras las reformas acometidas en 2002, pasó a ser una potencia exportadora y su consumo volvió a tasas positivas.

España seguirá el patrón de crecimiento de Alemania como potencia exportadora
España seguirá el patrón de crecimiento de Alemania como potencia exportadora G3digital

Los españoles son casi tan productivos como los trabajadores medios de la zona euro, pero con salarios que son un tercio menores (el salario medio español es de 2.300 euros), según destaca un estudio sobre la economía española elaborado por la firma de asesoramiento financiero Arcano.

Así, el socio de la entidad y profesor de finanzas económicas del IE Business School, Ignacio de la Torre ha asegurado que España se ha convertido en un país "ultra competitivo" en salarios. En este sentido, el informe asegura que el coste laboral unitario se ha reducido en España un 8%, frente a subidas de entre el 5% y el 10% de sus principales competidores.

España afronta unas perspectivas económicas similares a las que tenía Alemania en 2004, según el estudio 'España 2014= Alemania 2004'

Como consecuencia de la moderación salarial y el incremento de la productividad, junto con otros factores, De la Torre ha señalado que las exportaciones han crecido hasta suponer el 34% del PIB en 2013 y ya son 115.000 las empresas españolas exportadoras, un 10% más que en 2012.

Además, el informe ha recalcado que la diversidad del tejido empresarial español "es relevante para generar una revolución exportadora", y explica que las exportaciones han crecido un 22% desde 2008 con una devaluación del euro del 7% mientras que la libra esterlina ha caído un 25% en el mismo periodo y las exportaciones británicas han subido un 9%.

España, similar a la Alemania de 2004

La principal conclusión del estudio 'España 2014 = Alemania 2004' es que España afronta unas perspectivas económicas similares a las que tenía Alemania en 2004, cuando era considerado "el enfermo de Europa", pero, tras las reformas acometidas en 2002, pasó a ser una potencia exportadora y su consumo volvió a tasas positivas.

Por ello, De la Torre ha señalado que España vivirá a partir de 2014 un fenómeno muy parecido, en cuanto que las exportaciones van a seguir en un máximo histórico, van a entrar en positivo el consumo y la inversión y la economía va a salir de la recesión sin que aumente el crédito, que a su juicio supone una base "extremadamente sólida".

La mejora de la confianza del consumidor y la estabilización de los salarios, entre los motivos esgrimidos como base del futuro crecimiento

Entre las razones esgrimidas por el profesor que explican el futuro crecimiento del consumo destacan la mejora de la confianza del consumidor y la estabilización de los salarios, que este año caerán un 0,5%, mientras que el año anterior disminuyeron un 4%. De la misma forma, también recalca la estabilización del desempleo, el final del efecto riqueza negativo, la moderación de la caída de ventas minoristas y un cambio en la financiación.

Respecto a este punto, Ignacio de la Torre ha puntualizado que "la banca preste depende de dos factores: la solvencia y la liquidez. Si miramos el último, el ratio de préstamos al sector privado sobre depósitos de alta calidad ha mejorado, llegando al 127%". En cuanto a la solvencia, De la Torre asegura que se ha incrementado hasta el 10% a pesar de haber provisionado 200.000 millones de euros.

Asimismo, De la Torre ha llamado a tener en cuenta a la financiación no bancaria, que calcula que ha prestado en 2013 unos 5.000 millones de euros y prevé que esa cifra se triplique en 2014.

La economía española ya no es un riesgo sistémico

De la Torre ha defendido además que España ya no es un riesgo sistémico. Así, ha apuntado que en 2014 en crédito probablemente no suba y el PIB crezca un 2,5% en términos nominales, lo que implica que el PIB generado en ese año es de mucha mayor calidad.

Sin embargo, también ha señalado algunos riesgos, entre los que ha nombrado el elevado endeudamiento de la economía, el riesgo de complacencia, el pequeño tamaño medio de la empresa española, la crisis institucional y la baja cifra de trabajadores en España en relación a la población total.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba