Economía

Sacyr toca nuevos máximos anuales y permite a Carceller compensar las pérdidas en Pescanova

La constructora fue este martes la mejor compañía de todo el mercado. Ha recuperado algo el resuello bursátil, después de la asfixiante salida de papel. Más del 35% del capital se ha ido en los últimos tiempos. 

Sacyr continúa disparada en Bolsa. Este martes tocó nuevos máximos anuales, al cerrar en 2,38 euros, un 3,11% al alza. Fue la mejor compañía de todo el mercado continuo. Superó, de esta manera, los 1.000 millones de euros de capitalización, cuando hace 11 meses llegó a valer alrededor de 400. En lo que va de año sube un 44%, pero desde los mínimos de principios de abril se ha revalorizado más del 70%. Buenas noticias para los accionistas, sobre todo para algunos como el grupo Damm de Demetrio Carceller, que enjuga sobradamente el agujero de Pescanova.

El pasado viernes, el presidente del grupo cervecero celebró su junta, en la que dijo que pondrían toda la carne en el asador para recuperar las pérdidas generadas en Pescanova, que cifró en 28 millones de euros sobre una inversión de 40, de los que están provisionados 20.

Pero el rebote de la constructora le ha permitido recuperar valor desde el estallido de la crisis de la empresa gallega por un importe superior al doble de las pérdidas. A finales de marzo, cuando Pescanova no presentó sus cuentas, la participación de Damm apenas valía 105 millones de euros. Ahora, supera los 150.

Conviene recordar que Carceller insistió en que la inversión de Pescanova no supone para su grupo familiar más del 2% del patrimonio.

Ahora que Sacyr recupera el ‘resuello’ bursátil, una vez superado totalmente el asfixiante overhang, tras las salidas de Luis del Rivero, Juan Abelló y las cajas de ahorros, la entidad ha rebotado con fuerza, merced también al tirón de Repsol (15% al alza anual), que se anima, además, ante la posible desinversión en Gas Natural. Rivero y Abelló sumaban alrededor del 25%. Novagalicia, el 5%. Sumando algunas cajas con un peso más pequeño y algunas realizaciones por parte del expresidente, Manuel Loureda, más del 35% del capital ha sido vendido de manera abrupta en los últimos meses. Un auténtico aluvión bajista que ha llevado la cotización desde más de 10 euros a 1,00. 

El ‘liberador de capital’ en los últimos tiempos ha sido JB Capital Markets, es decir, Javier Botín, que ha colocado en mercado las últimas participaciones de Juan Abelló y Novagalicia, en dos procesos totalmente sorprendentes. La primera, porque era un accionista histórico y nadie contaba con la salida del millonario. La segunda, porque la histórica sociedad de valores (y socia) de la caja gallega ha sido Ahorro Corporación. Sin embargo, JB se movió bien por la city y trajo los compradores, con excesos de adjudicación como el de Blackrock, que se vio obligada a declarar una participación  del 3,1%, procediendo a ajustarla de inmediato justo por el debajo del 3%, umbral a partir del cual es obligado reconocerla en los archivos públicos de la CNMV. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba