Economía

El FROB adjudica el Gallego al Sabadell, su sexta compra desde el inicio de la crisis

Como ha adelantado Vozpópuli, el banco catalán consigue su sexta adquisición bancaria. Mediobanca, encargado de gestionar la venta por encargo del FROB, solicitó, la pasada semana, matizaciones a Sabadell, BES y Banesco de sus ofertas presentadas.

Josep Oliu, presidente del Sabadell
Josep Oliu, presidente del Sabadell

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ha desvelado que el Sabadell se queda con el Banco Gallego, tal y como había adelantado Vozpópuli. Este martes se produjo la última reunión para certificar que la entidad catalana se queda con la gallega, por delante de Banco Espirito Santo y el venezolano Banesco.

El FROB ha realizado la selección definitiva entre el banco luso y la entidad presidida por Josep Oliu, que presentaron las dos mejores ofertas por el Gallego. A lo largo de la semana pasada, Mediobanca, el banco de inversión que se encargó de promover el cuaderno de venta, mantuvo reuniones con los tres finalistas para solventar las últimas dudas sobre las ofertas presentadas. En ninguna de ellas apareció la figura de un esquema de protección de activos (EPA) ante futuras pérdidas de alguna de las carteras de la entidad gallega.

La candidatura del Sabadell ha sido siempre la mejor valorada por el FROB. Incluso directivos de la institución liderada por Antonio Carrascosa comentaron semanas atrás, como informó este medio, su preferencia porque el adjudicatario final fuese el banco catalán dada su capacidad para la integración de entidades, su conocimiento del mercado español y, en especial, por el mejor canje que pueden ofrecer a los titulares de preferentes y deuda subordinada del Gallego. "El Sabadell sería la solución más lógica y coherente para el Gallego", han asegurado en privado un par de directivos del FROB.

Esta última circunstancia incrementa también el favoritismo del Sabadell. Bruselas, como informó Vozpópuli hace un mes, defiende una solución sencilla para los titulares de estos productos híbridos, tras el castigo que supone aplicarles una quita a su inversión, mediante un canje de las preferentes por acciones del comprador en el caso de cotizar en Bolsa. En este sentido, fuentes comunitarias admiten que “tiene difícil encaje cambiar unas preferentes por unos títulos que coticen en el extranjero”.

Mediobanca mantuvo reuniones con los tres finalistas, la semana pasada, para solventar las últimas dudas sobre las ofertas presentadas

La única solución que se maneja en Bruselas para la entrada de un comprador extranjero es que el canje se efectuase en capital para el titular de las preferentes, lo que elevaría indudablemente la factura para las entidades foráneas.

La subasta del Banco Gallego, según las cifras que aparecen en el cuaderno elaborado por Mediobanca, obligará al comprador a pagar una cantidad mínima de 200 millones de euros, precisamente el mismo volumen de preferentes y deuda subordinada en circulación. Así, el Sabadell podría hacer todo o prácticamente todo el desembolso en forma de acciones, lo que facilitaría la compra, frente a BES o Banesco que tendrían que aportar esos 200 millones en capital.

De confirmarse finalmente la adjucación al Sabadell, el banco presidido por Josep Oliu realizaría su sexta compra desde que empezó la crisis en 2008, con la caída de Lehman Brothers. Mellon United National Bank (Miami), Guipuzcoano, Lydian Private Bank (Miami), Banco CAM y la red catalana y aragonesa de Caixa Penedés han sido sus otras adquisiciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba