Economía

Goirigolzarri también atiza el legado de Rato: "Sería más grato devolver el dinero de la salida a Bolsa"

Es un soniquete repetido. Al igual que en las tres anteriores Juntas, los accionistas de Bankia reclamaron al nuevo equipo que les devuelva su dinero por la OPS. Una operación que Goirigolzarri pone en entredicho pese a la defensa sin fisuras de la legalidad de las cuentas.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

Defender la forma pero criticar el fondo. En ese ejercicio de funambulismo se mueve la actual dirección de Bankia con respecto a la salida a Bolsa, efectuada bajo la presidencia de Rodrigo Rato. Con la operación, el mayor legado del exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar, se pone distancia. Se critica, incluso. Del procedimiento, la salud de las cuentas presentadas en el folleto de la OPS, se realiza, sin embargo, una defensa sin fisuras. En juego una factura de 3.000 millones, primero, para el grupo BFA-Bankia. Después, para todos los españoles porque el actual equipo siempre ha defendido que esa cantidad se restaría de los 19.000 millones en ayudas públicas que pretenden devolver.

"Cuando uno analiza el resultado de la OPS (Oferta Pública de Acciones) es muy negativo. Pero eso no es lo que está en debate, se debate si el proceso fue legal. Y, ahí, entendemos que fue correcto y legal. Eso lo defendemos en sede judicial y lo hacemos con argumentos sólidos. El mal resultado no conlleva una incorrección regulatoria", sostuvo José Ignacio Goirigolzarri.

Fue el inicio de su argumentario ante el bombardeo de historias, quejas y preguntas de varios accionistas, asociaciones de consumidores y bufetes de abogados (alguno de ellos, sin rubor, llegó a aprovechar su turno de palabra para captar clientes) que devolvieron al Palacio de Congresos de Valencia el soniquete de las tres anteriores Juntas de Accionistas de Bankia: "Queremos que nos devuelvan nuestro dinero". En 2013 y 2014, por las preferentes y acciones. Este curso, mayoritariamente, por la inversión en la salida a Bolsa.

Pese a presumir de estar preparados para el ruido mediático, no evitó reproches de algunos accionistas por las tarjetas black: "Se han gastando el dinero en putas, señor Ignacio"

Una reclamación que entiende la nueva dirección de Bankia. "Muchas veces sería más fácil y grato (en relación a la devolución del dinero por la salida a Bolsa) pero no podemos tomar decisiones arbitrarias ni disponer del patrimonio de los accionistas. Somos gestores de la sociedad y debemos proteger el patrimonio de los accionistas. Además, todos debemos ser conscientes de que el pago a los accionistas va en detrimento de devolver las ayudas públicas", sostiene Goirigolzarri, la cara que encaja las críticas, incluso insultos, de los accionistas por el turbulento pasado de la entidad.

Blesa y Rato. Rato y Blesa. Dos etapas sobre las que Goirigolzarri no niega que "han afectado a nuestra imagen y gestión". "Aunque es muy desagradable", sostuvo, "el equipo de Bankia está preparado para que esto, el ruido mediático, no nos aparte de los clientes, nuestro objetivo". Sin embargo, alguno de los accionistas vive envuelto en ese tsunami de titulares negativos que afecta constantemente a la entidad hasta el punto de mezclar fechas y malas prácticas. No en vano, uno de los accionistas llegó a reprochar al actual equipo que hubiera gozado de los 'privilegios' de las tarjetas 'black', pese a que Goirigolzarri las eliminó al tomar las riendas de la entidad. "Se han gastando el dinero en putas, señor Ignacio".

"Entendemos que haya gente que acuda a los tribunales porque sientan que se han lesionado sus derechos, pero debe entender nuestra postura sobre la gestión de patrimonio de todos ustedes", sostiene el presidente de Bankia, que no niega que tras el informe de los peritos Busquets y Sánchez Nogueras se han incrementado el número de demandas de pequeños accionistas por la vía civil. "La salida a Bolsa fue una operación que tenía riesgos evidentes, como se recogían en el folleto. Estos riesgos fueron tenidos en cuenta por el mercado. De hecho, el precio supuso una valoración de 0,3 valor en libros, con un descuento del 70%", insistió el número uno de Bankia.

"La salida a Bolsa fue una operación que tenía riesgos evidentes, como se recogían en el folleto. Estos riesgos fueron tenidos en cuenta por el mercado", insistió Goirigolzarri

La salida a Bolsa fue uno de los dos grandes argumentos que coparon las 30 intervenciones de accionistas y trabajadores. Precisamente, los sindicatos aprovecharon la Junta para solicitar a la  dirección que no lleve adelante su proyecto de cambio de horarios, alargando la jornada hasta el horario vespertino. Una reclamación ante la que Goirigolzarri se mostró contundente. "No se trata de trabajar más horas ni de olvidarnos de la conciliación sino adaptarnos a unos tiempos nuevos, si no, lo harán otros jugadores. Entonces, no hablaremos de adaptación de horarios sino de puestos de trabajo", soltó a modo de órdago, amenaza según los sindicatos de una próxima ronda de reducción de plantilla. "Nadie está hablando de sobrepasar los horarios de convenio que es de 1.680 horas anuales", precisó.

La beligerancia de las intervenciones de los accionistas apenas fue ruido ante el masivo apoyo a las diferentes propuestas del orden del día. Una de ellas solicitaba el apoyo de los accionistas para realizar una reducción del capital nominal de 2.304 millones con el fin de restablecer el equilibrio patrimonial de Bankia, que actualmente cuenta con unas reservas negativas de 5.471 millones por el efecto de las millonarias pérdidas de 18.000 millones que firmó la entidad en 2012. La operación no afecta al patrimonio de la entidad, que se mantendrá en 10.800 millones, sino que lo único que se produce es una reducción del capital social para que las reservas de la entidad vuelvan a un saldo positivo.

Este movimiento es fundamental para que la entidad tenga la capacidad de realizar emisiones de diferentes productos, como bonos convertibles, que exigen contar con reservas positivas, o de cara a poder efectuar en el futuro pagos de dividendos superiores a los beneficios de la entidad, una práctica común de Santander hasta la llegada de Ana Patricia Botín. Este mismo proceso contable se efectuará también en la matriz BFA.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba