Economía

La troika aterriza este lunes en Madrid para examinar la economía española

El Gobierno se someterá durante las próximas dos semanas al examen del BCE, la Comisión Europea y el FMI. En juego estará la relajación del déficit para 2013 y la revisión de la reforma financiera. Las asignaturas pendientes son las pensiones, la competencia, los emprendedores y el empleo juvenil.

El desembarco de hombres de negro en Madrid comienza este lunes 21 de enero. Enviados por el BCE, el FMI y la Comisión Europea para examinar la economía española, técnicos especializados en distintas materias se reunirán durante las próximas dos semanas con todos los Ministerios de contenido económico, instituciones como el Banco de España y diversos grupos de expertos y analistas, según fuentes cercanas al Ejecutivo.

Estos encuentros son vitales para el Gobierno español, pues se evaluará la marcha de las reformas conforme a los compromisos adquiridos tanto en el procedimiento de déficit excesivo del Semestre Europeo como en el Memorando de Entendimiento suscrito para el rescate bancario.

Las asignaturas que Bruselas considera todavía pendientes para la economía española son las pensiones, la poca competencia, el escaso número de emprendedores y el altísimo paro juvenil, según fuentes europeas.   

El déficit público

Habrá un especial énfasis en revisar las cifras de déficit público antes de que las publique el Ministerio de Hacienda entre finales de enero y principios de febrero. Tales datos podrían avalar la petición de España de una relajación de la meta de déficit público para 2013, ahora en el 4,5 por ciento del PIB.

El Ministerio de Hacienda espera no sobrepasar el 7 por ciento del PIB en 2012. En cualquier caso, en Bruselas ya se muestran bastante satisfechos con el recorte estructural llevado a cabo por valor de 30.000 millones y con el éxito logrado a la hora de embridar el gasto de las Comunidades Autónomas. Y este proceso se verá reforzado por la creación de una agencia fiscal independiente, una imposición europea. 

Reforma bancaria  

Al mismo tiempo, un comité asesor europeo, el FMI, la Comisión, el BCE y la Autoridad Bancaria Europea tendrán que valorar la reforma financiera: la estrategia del banco malo bautizado con el nombre de Sareb; los progresos de las entidades nacionalizadas gracias a los 37.000 millones recibidos de Europa; y la inyección de 1.865 millones al Grupo 2 compuesto por BMN (730 millones), España-Duero (604 millones), Caja3 (407 millones) y Liberbank (127 millones), cuyo desembolso se aprobará el 28 de enero.

De hecho, un informe en profundidad sobre el sector financiero español del FMI provocó la intervención de Bankia. Ahora fuentes europeas indican que les preocupa bastante la evolución de la rentabilidad de las entidades en medio de una coyuntura tan poco propicia. Y, directamente relacionado con esto, el precio de la vivienda será un factor que estudiarán con sumo cuidado.

Este lunes, el propio Eurogrupo analizará la dotación de recursos para el Grupo 2 y debatirá sobre si el coste de las ayudas a la banca lo asume o no con carácter retroactivo el fondo de rescate europeo conocido como Mede. Apoyada por Francia, España presionará para librarse de la millonaria carga que implica el rescate bancario. Sin embargo, Alemania se opone de plano.

Desempleo juvenil     

Los hombres de negro también han puesto el foco sobre el elevado desempleo, sobre todo entre la gente más joven, y deben valorar en los próximos meses los resultados de la reforma laboral y recomendar más medidas.

Según fuentes europeas, las altas instancias de Bruselas consideran que se registra una positiva caída de los costes laborales, esencial para recuperar la competitividad. No obstante, éstas autoridades ya han exigido al Ejecutivo español que elabore un plan de choque contra el paro juvenil.

Es más, el Memorando impuesto por el salvamento bancario obliga a que una parte del crédito de las entidades nacionalizadas se destine a las pymes y los emprendedores con el fin de impulsar nuevas fuentes de crecimiento.  

Más medidas

La falta de competencia y la sostenibilidad de la Seguridad Social constituyen dos áreas donde los técnicos de la troika estiman que hay que hacer mayores avances, explican fuentes europeas.

Por eso, la UE demanda para los próximos meses la liberalización de servicios profesionales y la reforma de la unidad de mercado, que se pospone una semana tras otra para que no provoque roces innecesarios con Cataluña. La Comisión ya ha avisado que vigilará los cambios que se están diseñando para el nuevo organismo regulador de la competencia.

De acuerdo con los planes de Bruselas, a mediados de año deberá ultimarse la reforma de mayor calado para el Estado, la de las pensiones, de forma que éstas se vinculen a índices más sostenibles con o sin el beneplácito del Pacto de Toledo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba