LA PETICIÓN PODRÍA LLEGAR EN “CUESTIÓN DE SEMANAS”

El Gobierno estudia pedir una línea de crédito de 105.000 millones tras recibir el plácet de Berlín a sus reformas

Pese a que el BCE ofrece liquidez ilimitada, el Gobierno pretende ponerle un techo para contener el impacto del rescate. 

Alemania ha dado el visto bueno a las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy. Con ese plácet se salda una reunión entre los ministros de Economía español y alemán que oficialmente ha servido sólo para “estrechar lazos comerciales”. Pero la realidad es que el Ejecutivo necesitaba esa aquiescencia para ultimar el esquema del rescate que pretende pedir: una “línea de crédito con límite” pese a que el BCE ofrece liquidez ilimitada y que el Gobierno pretende solicitar “en cuestión de semanas”, según fuentes del Ejecutivo que piden no ser identificadas ni siquiera por el departamento que ocupan.

La negociación de las condiciones dura ya tres semanas y el Ejecutivo pretende limitar el tamaño del estigma asociado a lo que sigue definiendo como “línea de crédito” y no un “rescate”. Para ello, ha estimado las máximas necesidades de financiación que podría tener en 2013: como máximo 105.000 millones de euros que el Ejecutivo no agotaría “bajo ningún concepto”, aseguran esas fuentes.

Según los cálculos del Ejecutivo, el 51% de sus nuevas emisiones deuda se emitirán en vehículos (letras a tres o cinco años) a los que el BCE puede acceder en el mercado secundario. De igual modo, podría dar cobertura a la mitad de los 159.000 millones que el Tesoro debe renegociar. Esa cuantía es relativamente pequeña para la economía española según las fuentes consultadas, si se tiene en cuenta que el sistema bancario al completo dispuso de una barra de liquidez de un tamaño semejante.

El rescate es “cuestión de semanas”

No hay una decisión tomada sobre cuándo se solicitará la ayuda pero será “cuestión de semanas”, aseguran fuentes del Ejecutivo. La decisión depende de las subastas de deuda de las próximas semanas pero las últimas ya han obligado al Tesoro a pagar altos intereses. Todavía faltan 29.000 millones por colocar y, si esas subastas no se relajan, España podría lanzar un mensaje a los mercados solicitando la asistencia. 

El calendario del Tesoro Público tiene grandes emisiones previstas hasta el 23 de octubre y hasta el 27 de noviembre, fechas inmediatamente posteriores a las elecciones vascas, gallegas y catalanas.

La versión “oficial” es la de “estrechar relaciones comerciales”

La versión oficial es que los ministros de Economía de España y Alemania se han reunido, en realidad, para “ampliar las relaciones comerciales entre los dos países”, según afirma la nota publicada por el ministerio. Pese a que ambos países pertenecen a la misma zona monetaria y tienen plena integración económica, el ministerio de Economía sostiene que el ministro Philipp Rösler acudió a España para felicitar al país por sus ventas: “Las exportaciones han resultado muy exitosas en los últimos meses, incluso las destinadas al mercado alemán”.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba