El equipo económico respalda que el FMI llegue a involucrarse en la ayuda financiera a España

El Gobierno fija la frontera para escapar del rescate en una prima de riesgo por debajo de los 300 puntos

El año ha arrancado con un leve soplo de optimismo en el que el Gobierno prefiere volar con prudencia. Hasta que la prima de riesgo no caiga con solidez por debajo de los 300 puntos, el escenario de un posible rescate seguirá instalado en la agenda del equipo económico, a la espera de los comicios italianos y del rosario electoral en Alemania.

El buen estreno de los mercados en 2013 puede que no sea un espejismo, aseguran fuentes gubernamentales, pero lo importante es que el volumen de deuda pública sigue disparado y que la financiación, con el bono a diez años por encima del 5%, es insostenible en el tiempo. Con este panorama, en La Moncloa solo se borraría del horizonte un escenario de rescate si la prima de riesgo llegara a consolidarse por debajo de los 300 puntos básicos. “De lo contrario, el actual coste de financiación no podremos sostenerlo durante mucho tiempo”, reconocen en el equipo económico.

"El actual coste de financiación no podremos sostenerlo durante mucho tiempo", se reconoce en el equipo económico

En el mejor de los casos, con la prima por debajo de esta frontera, hay ministros que opinan que la recuperación económica se dispararía como un cohete tanto en rapidez como en intensidad, a partir del segundo semestre del año. En el peor, si la prima persistiera en los niveles actuales, el Gobierno esperaría a llamar a las puertas que Mario Dragui vigila en el  Banco Central Europeo (BCE) a que se despejara la compleja situación política en Italia, con legislativas el mes que viene, y también el rosario electoral que ahora comienza en Alemania con unas elecciones trascendentales para Ángela Merkel en la Baja Sajonia. Los sondeos que maneja la CDU para todos los comicios regionales que se anticiparán a las elecciones de octubre reflejan un serio castigo para la formación conservadora, un dato que está condicionando la dura resistencia del actual Gobierno de coalición, paralela a la que aplica el Bundesbank, a dejar que el BCE suelte su bazuka en auxilio de España.

Preparado para tomar una decisión en los próximos meses si la peor de las hipótesis se cumple, el Gobierno ya ha negociado con todas las partes que estarían implicadas en la ayuda financiera, sobre todo con las autoridades del BCE, proclives a que en la gestión de este auxilio se implique el Fondo Monetario Internacional en lugar de la ‘Troika’, como defiende Alemania. En el equipo económico hay coincidencia también en la conveniencia de contar con el aval francés en caso de tener que recurrir a la ayuda del BCE.

El Gobierno no llamará a las puertas del BCE sin contar con el respaldo de Francia e Italia, a la espera de ver como se involucra el FMI en la gestión de la ayuda

De todos los contactos acumulados por el Gobierno en los últimos meses con las autoridades de Bruselas, el equipo económico deduce también que el memorando que tendría que redactarse para acceder al socorro financiero incluiría condiciones que ya están previstas en el guion de las reformas a las que han comprometido los ministros económicos para esta legislatura. “No habría que hacer grandes esfuerzos añadidos”, aseguran fuentes solventes implicadas en la negociación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba