Economía

Merkel le prometió a Rajoy una fórmula imaginativa para aliviar el rescate bancario

El secretario de Estado, Jiménez Latorre, se cura en salud y considera que unos plazos largos y unos tipos bajos podrían contentar al mercado

Merkel le prometió el viernes a Rajoy que buscaría “una fórmula imaginativa con la que separar el riesgo soberano del bancario”, según fuentes de Moncloa. Esta frase tan críptica fue pronunciada por la canciller en la cumbre de Roma y ha servido a algunos miembros del Ejecutivo español para vender que se darán condiciones especiales y que los créditos de la UE no serán preferentes sobre el resto de acreedores, justo lo que ahuyenta al mercado. Sin embargo, estas fuentes matizan que todavía no se sabe en qué consistirá el alivio imaginativo de Merkel.

Los españoles intentan convencer a los germanos de que cualquier estrategia que no desvincule al Estado del riesgo que entrañan sus entidades financieras terminará con un recrudecimiento de la crisis y, por tanto, un rescate completo que arrastraría a Italia y que ni siquiera Alemania podría costear. Ante estas demandas, Merkel pidió tranquilidad y afirmó que todo se resolverá a su debido tiempo.

Sin embargo, fuentes de Bruselas explican que, por el momento, parece muy difícil que el Mecanismo de Estabilización Europeo (Mede) pueda modificarse para que pierda ese carácter preferente sobre el resto de acreedores. Esto requiere, por un lado, la aprobación de todos los parlamentos y, por otro, la unanimidad del consejo del Mede.

Unos procesos que precisan demasiado tiempo y resultan demasiado complicados, por lo que muy probablemente se estén barajando otras opciones. El ministro José Manuel García-Margallo explicaba que la posibilidad de que la ayuda vaya directamente a la banca aún sigue abierta. “Esa cuestión se trató en Roma entre los cuatro líderes europeos y no se ha llegado todavía a una solución”, apuntó el titular de Exteriores.

Por si acaso, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, se curó en salud declarando ayer en Santander que si se consigue una línea de crédito con unos plazos muy largos y unos intereses muy bajos se podrían considerar como un préstamo junior, es decir, sin prelación sobre el resto de bonistas, lo que quizás puede interpretarse como que algunos miembros del Gobierno no albergan muchas esperanzas respecto a la “fórmula imaginativa” de Merkel.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba