Economía

El rescate bancario a España dedicará hasta 25.000 M. al banco malo

Se pagará en cuatro tramos y las condiciones figuran en un documento 'confidencial' que el ministerio holandés de Finanzas ha colgado en su web.

La directora del FMI, Christine Lagarde, y Olli Rehn, vicepresidente económico de la Comisión Europea
La directora del FMI, Christine Lagarde, y Olli Rehn, vicepresidente económico de la Comisión Europea EFE

El rescate bancario de 100.000 millones de euros que el Eurogrupo va a conceder a España se pagará en cuatro tramos, el último de los cuales está previsto que se desembolse a finales de junio de 2013. Hasta 25.000 millones de euros de la ayuda europea se reservarán para financiar el banco malo donde las entidades que reciban ayudas deberán segregar sus activos inmobiliarios dañados, según explica Europa Press. 

Estos detalles sobre el rescate bancario aparecen en un documento del fondo europeo de estabilidad financiera (FEEF) que lleva el membrete de "confidencial" y que ha sido publicado por el ministerio de Finanzas holandés en su página web. El parlamento holandés debe aprobar la ayuda a España antes de que se firme el 20 de julio.

El primer tramo, de 25.000 millones de euros, se pagará a finales de este mes, como ya anunció el lunes el Eurogrupo, que corrigió a la baja la propuesta inicial del fondo de rescate (30.000 millones). El mecanismo mantendrá esta ayuda en reserva con el fin de poder realizar desembolsos rápidos si hay necesidades urgentes en el sector bancario español. Incluye un "colchón de seguridad a largo plazo" de 10.000 millones de euros.

El uso de cualquier cantidad de este primer tramo antes de que la Comisión apruebe los planes de reestructuración de la banca requerirá una petición del Banco de España y la aprobación de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el grupo de trabajo del Eurogrupo.

El segundo tramo ascenderá a 45.000 millones de euros y se pagará al Fondo Ordenado de Reestructuración Bancaria (FROB), responsable de canalizar la ayuda a las entidades, a mediados de noviembre. Con este tramo se financiará la reestructuración o la liquidación de los bancos nacionalizados por el FROB (Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa, Novacaixagalicia) que no hayan necesitado capital antes (el grupo 1, según la clasificación realizada por la UE). Este tramo constituirá alrededor del 60% del total de las necesidades de recapitalización del sector bancario español.

A finales de diciembre de este año se desembolsará el tercer tramo, de 15.000 millones de euros. Con él se cubrirán las necesidades de aquellos bancos no nacionalizados que no logren el capital exigido en el mercado y la liquidación de los que no resulten viables en este grupo (el grupo 2). También se financiará la inyección de bonos contingentes convertibles en entidades del grupo 3, aquellas que necesitan capital pero esperan poder lograrlo de inversores privados.

El rescate bancario se completará a finales de junio de 2013 con el cuarto tramo, con un importe estimado de 15.000 millones de euros. Cubrirá la inyección de capital en los bancos del grupo 3 que no logren su objetivo de conseguir los fondos en el mercado.

El documento especifica que hasta 25.000 millones de euros del rescate bancario se utilizarán para financiar el banco malo que gestionará los activos tóxicos de las entidades que reciban ayudas públicas. Esta cantidad estará disponible desde noviembre de 2012.

Pagos sujetos a cumplimiento de condiciones

El pago de cada uno de los tramos a España deberá ser autorizado por el grupo de trabajo del Eurogrupo o por los propios ministros de Economía de la eurozona. Y estará supeditado al cumplimiento de las condiciones recogidas en el memorándum de entendimiento acordado el pasado martes por el Eurogrupo y que se firmará el 20 de julio.

La ayuda se inyectará en forma de bonos del FEEF, con un vencimiento máximo de 15 años y medio de 12 años y medio. "Esto refleja la naturaleza de la facilidad de recapitalización bancaria, que no sobrecarga el balance del Estado, y la situación financiera sólida de España, que continúa manteniendo acceso al mercado".

El documento confidencial recoge la decisión de los líderes europeos en la última cumbre de transferir el préstamo a la banca española al mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) permanente una vez entre en vigor, sin ganar carácter preferente sobre el resto de acreedores del Estado.

Además, una vez se cree un supervisor bancario único en la UE, España podrá recurrir a la recapitalización directa, lo que significa que el préstamo dejará de computar como deuda del Estado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba