Economía

La banca hundirá la remuneración de los depósitos por debajo del 1% antes de final de año

La lenta pero sostenida rebaja del precio del pasivo registrará sus mínimos históricos a lo largo del presente ejercicio con rentabilidades por debajo del 1% en los depósitos a un año. La banca quiere incrementar el flujo de este pasivo minorista hacia los fondos de inversión para mejorar sus márgenes. La guerra del pasivo le costó al sector entre 15.000 a 20.000 M.

Imagen de la sede del Banco de España.
Imagen de la sede del Banco de España.

De la guerra del pasivo apenas quedan los recuerdos entre los clientes. Entre las entidades, sin embargo, una dura factura. La escalada de precios por los depósitos (por encima del 4,5%) que desataron las entidades desde el inicio de la crisis, frenada por el Banco de España hace un año, provocó un sobrecoste para el sector financiero español de entre 15.000 a 20.000 millones, según confirman fuentes bancarias. Un duro golpe del que se vienen resarciendo las entidades, en los últimos trimestres, con una lenta pero constante rebaja en la remuneración de los depósitos. A septiembre de 2013, según los últimos datos publicados del Banco de España, los bancos pagaban un 1,38% por los depósitos a un año. Menos de la mitad de la remuneración del 2,9% que ofrecían hace un año. La rebaja continuará a lo largo de este ejercicio. De hecho, desde el sector se confirma que se puede acabar el año con remuneraciones por debajo del 1% a causa del entorno actual de tipos de interés en mínimos históricos.

La intención de los bancos es redirigir los ahorros de sus clientes hacia los fondos de inversión, un producto que ofrece mayores rentabilidad a los clientes y que sirven a las entidades a mejorar sus maltechos márgenes con el aumento de las comisiones. "Los depósitos a un año seguirán existiendo pero no tendrán sentido como vehículo de inversión. Su remuneración caerá por debajo del 1%", explica un ejecutivo del sector. La previsión se confirma desde otras dos entidades. Santander, por ejemplo, remuneró al 1,36% los nuevos depósitos contratados durante el último trimestre de 2013, frente al 3,05% en el mismo período del año anterior.

"Estimamos que hay margen de mejora en el coste de los depósitos", aseguró Javier Marín, CEO del Santander, hace unas semanas durante la presentación de los resultados anuales del grupo. El mismo mensaje se lanzó desde el resto de entidades de la gran banca. Todo el sector ya ha comenzado el trasvase de saldos de pasivo hacia los fondos de inversión para obtener una mayor rentabilidad. Así, por ejemplo, el saldo de fondos de inversión de BBVA creció un 16,6% a lo largo de 2013 lo que ayudó a elevar un 2,5% las comisiones, hasta los 1.376 millones.

En 2012, las remuneraciones lelgaron a ser en algunos casos del 4% anual. Pero el sector espera acabar este 2014 dando un interés a los depósitos por debajo del 1%

En 2012, las remuneraciones de los depósitos llegó a alcanzar en algunos casos el 4%. Un nivel que se descarta por completo volver a ver. "Se ha perdido mucho dinero con la guerra del pasivo, es cierto, pero al menos se logró retener el ahorro interno", explica un banquero. Hasta enero de 2013, esa urgencia por fortalecer los balances vía depósitos condujo a que el interés de los depósitos con un plazo de vencimiento de un año fuera mayor incluso que el de los depósitos de hasta dos años (3,01% frente a 2,51% en noviembre de 2012, por ejemplo). Unas prácticas que no se volverán a repetir, desde luego, en el medio plazo.

Las entidades tendrán que tener especial cuidado en la comercialización de este trasvase de flujo minorista desde los depósitos hacia los fondos de inversión. No todos los fondos de inversión están garantizados como los depósitos. Así lo lleva advirtiendo la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha puesto el foco en los fondos con objetivo de rentabilidad, que no garantizan ni el capital ni los intereses. Este temor de la institución presidida por Elvira Rodríguez ya se ha plasmado en fallo judicial. El pasado enero, como adelantó Vozpópuli hace una semana, Caixabank fue condenada a devolver 7.078,89 euros a un cliente que creyó haber contratado un fondo de inversión garantizado cuando, en realidad, invirtió en un fondo con objetivo de rentabilidad.

El organismo que preside Elvira Rodríguez ha impuesto que estos productos dejen claro mediante advertencias a la hora de ser vendidos que no garantizan ni capital ni rentabilidad. Todo esto forma parte de la llamada “supervisión temprana” de la CNMV, que busca prevenir antes que curar.

Los expertos recomiendan fondos de retorno absoluto para los inversores que están saliendo de los depósitos y buscan una alternativa. Este tipo de productos apuestan por generar rentabilidades moderadas, pero consistentes en el tiempo, con independencia de la evolución de los mercados. A pesar de su bajo riesgo, obtuvieron una rentabilidad en torno al 3% en 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba