Hacienda convoca después del puente de Mayo a la Comisión Nacional de Administración Local

Montoro ultima un plan para salvar a los ayuntamientos más acorralados por el déficit en plena carrera electoral

Han sido las administraciones más comprometidas con la senda de consolidación presupuestaria y merecen una compensación, en particular aquellos ayuntamientos que arrastran por ello una situación más complicada. Hacienda está dispuesta a darles un respiro en plena carrera electoral y para presentarles su plan ha convocado después del puente de mayo a la Comisión Nacional de Administración Local.

La medida de más calado consiste en la ampliación de los plazos que se habían marcado desde el Gobierno a los ayuntamientos para devolver los créditos con los que han podido pagar a sus proveedores. En su conjunto, contando a las tres administraciones, este plan ha movilizado más de 40.000 millones de euros, y está siendo copiado por otros países europeos, Italia entre ellos, con diferentes modalidades. Hacienda se ha impuesto ahora como objetivo que las corporaciones locales, sobre todo las que atraviesan una situación más extrema, alrededor de 300 en toda España, puedan liberar recursos después de haber cumplido con unos planes de ajuste muy estrictos que, entre otras cosas, han permitido conseguir un superávit de 4.000 millones de euros, algo inimaginable hace tan solo un año. Hay en ello, pues, razones de naturaleza económica que se mezclan también con las políticas: después de las europeas, comienza una larga carrera electoral hasta los comicios municipales de mayo del año que viene, ante los que muy pocos ayuntamientos podrán competir con las mismas alegrías presupuestarias que en 2011 y mucho menos todavía que en 2007.

Los alcaldes consideran que Montoro es el ministro que mejor anticipó la llegada y la salida de la crisis económica

Cristóbal Montoro ha convocado a la Comisión Nacional de Administración Local después del Puente de Mayo para trasladarle su plan y hacer posible que también lleguen a los ayuntamientos los primeros efectos de la recuperación económica. Pese a que ha sido el ministro que más ha tensado la cuerda a los alcaldes para hacerles cumplir con los programas de estabilidad presupuestaria, Montoro es el que mantiene con la mayoría de ellos, incluso con los que no son del mismo color político, la mejor relación ya que siempre les ha hablado claro y les ha anticipado las pautas que iba a seguir la salida de la crisis, informan fuentes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

En el ámbito municipal se recuerda que Montoro fue, en 2008, uno de los primeros en anticipar la grave crisis económica que se cernía sobre España y también el primero que, ya como ministro de Hacienda, mencionó hace dos años datos que anunciaban la proximidad de la recuperación. Esto sucedió en noviembre de 2012, al observar un cierre de la balanza de pagos por cuenta corriente equivalente al que España tenía a mitad de los años noventa después de cuatro devaluaciones de la peseta y que anticipaba que se iba a dejar de necesitar recursos del exterior para volver a crecer. Tres meses después, las cifras avalaron estas impresiones al conocerse un superávit por cuenta corriente de 3,5 puntos del PIB en términos de contabilidad nacional, gracias a la contención del déficit público estructural y, en parte, al saneamiento del sector privado.

Hacienda ofrecerá a los ayuntamientos una ampliación de los plazos para devolver los créditos con los que han pagado a los proveedores

Las mismas fuentes recuerdan que Montoro fue también quien avanzó con mayor rotundidad  desde el Gobierno que 2013 sería el último año de la recesión económica y que iba a entrarse en crecimiento ya en 2014, después de analizar hace más de un año la evolución económica y la futura entrada de los precios en tasas bajas hasta entonces desconocidas que servirían para mejorar el poder adquisitivo.

Pendientes de los planes que Hacienda tenía para ellos, algunos alcaldes y buena parte de los presidentes autonómicos asistieron con atención al debate parlamentario del techo de gasto para 2014, en el que Montoro concretó que el segundo trimestre de este año sería el último con caída de la actividad económica en términos intertrimestrales, lo que revelaba que no había contradicción alguna entre las políticas de austeridad impuestas a las tres administraciones y el crecimiento, sobre todo en un país tan endeudado como España. Con posterioridad, llegó el aumento de la recaudación tributaria en junio del año pasado, un 4,5% más que el año anterior, el aumento de la afiliación a la Seguridad Social en términos netos, la creación de empleo y la constatación de que un país que había entrado en crisis por su deuda externa podía salir de ella mediante su amortización.

Los candidatos a las elecciones municipales del año que viene quieren llegar a ellas con mayor holgura presupuestaria que en 2011

Estos exámenes anticipados por el ministro de Hacienda han favorecido su interlocución y la de su equipo con la administración municipal en un momento en el que sobre algunos presidentes regionales y alcaldes primaban los intereses electorales sobre la senda de consolidación fiscal dictada por el Gobierno. Después del puente de mayo, los alcaldes representados en la Comisión Nacional de Administración Local y Montoro analizarán la nueva situación económica y los márgenes que hay para oxigenar las finanzas municipales en un momento en el que se detecta un evidente nerviosismo en numerosos candidatos por llegar a las elecciones de mayo del año que viene en condiciones de vender proyectos con gancho al margen de la contención presupuestaria. En la cita estará el presidente de la FEMP y alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, al que compete dentro de la Comisión, entre otras tareas, la de informar sobre la distribución de las subvenciones y transferencias del Estado a los ayuntamientos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba