Economía

España necesita una prima de 250 puntos para que deje de acortarse la vida media de la deuda

Con 300 puntos no se pedirá el rescate, pero es un objetivo acomodaticio. Con esa prima de riesgo, la vida media de la deuda pública seguirá acortándose. En un año, la duración se ha acortado en 6 meses, hasta los preocupantes 6,1 años.

Con una prima de riesgo en el entorno de los 300 puntos básicos no se solicitará el rescate, pero esa cifra es demasiado acomodaticia, señalan algunos expertos. El nivel debería estar en en la horquilla de 150-250, para que, al menos no se acorte aún más la duración media del saldo vivo de deuda. Para ello, será preciso que continúe el proceso reformista del Gobierno. Esos 300 puntos están hoy realmente cerca, algo que puede enfriar los ánimos para afrontar cambios dolorosos pero que, a la larga, están demostrando ser positivas. Sin ir más lejos, ayer Citroen confirmó más carga de trabajo para su planta española. Después de la dura reforma laboral, las plantas de fabricación de autos están levantando cabeza. 

“El Gobierno debe pensar en nuestros nietos y no en las próximas elecciones”, señala Alexis Ortega, socio de Finagentes Gestión. El experto de esta consultora advierte que España “ha abusado de la financiación a corto plazo, lo que se ha traducido en una fuerte caída de la vida media de la deuda”. Un asunto peliagudo: cuanto más corta es la duración, más agobiantes son los vencimientos para el estado. 

Concretamente, la vida media de la cartera de deuda pública ha pasado de 6,62 años en 2011 a apenas 6,1 años en 2012. Esto “pone en evidencia que el Gobierno español se siente cómodo financiándose en el entorno del 2,5-4,0%, pero para conseguir eso con deuda a largo plazo y no perjudicar así la vida media de la deuda, la prima de riesgo debería ser de 250 puntos básicos como máximo, con un rango objetivo de 150-250 puntos”. Aun queda mucho por recorrer, por tanto. 

Es preciso que el Gobierno no se duerma y en este sentido opinaban ayer desde Morgan Stanley: “la crisis está contenida, pero no resuelta”. El gran riesgo para España (y todos los miembros de la Eurozona) es “el complicado escenario político para tomar nuevas medidas clave”. Si se evita el rescate, ¿se aparcarán los cambios por el coste político que acarrean?

Aun existen riesgos

Ortega destaca que Francia Holanda, Bélgica y Austria ya han recuperado los tipos de interés previos a las tensiones bancarias que hicieron temer por la ruptura del euro, previas al periodo de agosto 2011-julio 2012. “Si no hemos vuelto es porque el riesgo de rescate de España todavía existe. Ni siquiera hemos reducido diferencial con Italia y eso que el país sufre una importante crisis política”.

De momento, el temor a convulsiones está superado y no parece que vayan a repetirse a corto plazo. El 10 años se ha situado, por fin, por debajo del 5%, pero el escenario para la financiación del Tesoro es complejo. Ayer, resolvió bien la subasta con fuerte demanda, pero, tal como subrayaban desde Morgan Stanley, “con importantes primas”. Por ejemplo, el 5 años se colocó por encima del 4%, mientras en el secundario estaba en el 3,80%, finalizando al cierre en el 3,54%. Rajoy deberá seguir anunciando novedades para que los tipos de interés bajen a cotas de sostenibilidad y no acorten la duración de la cartera de deuda hasta niveles que obliguen a emitir continuamente a corto plazo. Eso no es financiarse, es dar patadas hacia adelante. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba