Economía

Una rebaja de la prima de riesgo en 200 puntos ahorraría unos 60.000 millones de euros a la economía española

Estos recursos liberados del pago de intereses podrían tener un efecto muy positivo sobre el crecimiento e, incluso, podrían provocar que el PIB de 2013 sólo caiga un 0,5% en lugar del 1%. De ahí que todas las instituciones europeas se hayan orquestado para continuar bajando la presión sobre España a golpe de declaraciones. 

Una rebaja de la prima de riesgo ahorraría unos 60.000 millones de euros a la economía española, una cifra que casi duplica el gasto en prestaciones por desempleo.

Además, si se liberan estos recursos que ahora se emplean en el pago de intereses de la deuda pública y privada, ello tendría un efecto muy positivo sobre el crecimiento.

De acuerdo con las previsiones de algunas casas de análisis y estudios del propio Gobierno, podría incluso aminorar la caída del PIB desde el -1 por ciento hasta el -0,5 por ciento.

La carga de la deuda

El Estado español acumula un endeudamiento de casi el cien por cien del PIB. De modo que si baja la prima de riesgo 200 puntos, se restaría del abono de intereses alrededor de un 2 por ciento de PIB, unos 20.000 millones que se ahorraría directamente el sector público.

Esta lógica es más difícil de aplicar a la financiación del sector privado porque no se traslada de forma tan directa. De hecho, el Euribor se encuentra en niveles muy bajos y, en la práctica, todo depende más de si circula o no el crédito desde los bancos.

Hecha esta salvedad, el coste medio de la financiación privada resulta más caro que el público, pues si el Estado impaga, el resto de la economía por lo general se ve arrastrada. Las familias y empresas adeudan casi dos veces el PIB, luego a grandes rasgos se ahorrarían poco más o menos que unos 40.000 millones de intereses.

Esos dineros quedarían liberados, pero no siempre se destinarían a la demanda interna, sino que en buena parte pueden dedicarse al servicio de la deuda o el ahorro.

Que vuelvan los fondos foráneos

Sin embargo, al reducirse el riesgo medido por la prima, el Ejecutivo también cuenta con que este proceso se pueda acompañar de una vuelta de los capitales estables que relanzarían la actividad.

La fuga de 250.000 millones que se dio en un solo año se ha frenado en seco, pero las entradas netas todavía resultan ínfimas. Y las entidades también podrían acudir a los mercados y restablecer su capacidad para conceder préstamos.

Se trata de un ejercicio mental a trazo grueso que ayuda a entender qué consecuencias implica una prima de riesgo alta. Por ejemplo, Luis de Guindos sostiene que 100 puntos de prima de riesgo equivalen a medio punto de crecimiento.

Evitemos el rescate de España

De ahí que las instituciones europeas aprovechen el buen momento de los mercados para, a fuerza de declaraciones positivas, conseguir que los intereses que soporta España disminuyan.

“Existe ahora el consenso en Europa de hay que aparecer firmes y unidos para apuntalar la mejora de España”, confirman fuentes de Bruselas.  

Por un lado, el BCE contempla que los riesgos están a la baja y que durante 2013, conforme se restituya la confianza y se reduzca la fragmentación de los mercados, la economía vaya recuperando el pulso y recojamos los frutos en el 2014.

Por otro, el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, descartó que España vaya a ser rescatada.

Y aunque alertó sobre los riesgos de la complacencia y la necesidad de más medidas, el FMI también apunta señales de luz.  

No obstante, algunos expertos advierten de que en cualquier momento el clima inversor podría girar y ello podría acabar con una reunión europea de urgencia que sentencie a España con un rescate para detener el contagio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba