Economía

El pago de intereses, más de 36.000 M, ya equivale a todo el gasto en Ministerios

Los Presupuestos de 2014 se pueden cuadrar gracias a que se engorda la previsión de ingresos hasta los 128.159 millones, unos 5.000 más que lo previsto para 2013. El techo de gasto de las Administraciones se eleva un 2,7 por ciento.

El gasto de todos los Ministerios en 2014 será justo lo mismo que se pague por los intereses de la deuda, unos 36.000 millones. Es decir, cada una abarcará por igual un 28 por ciento de todos los desembolsos del Estado central.

Si en los presupuestos de este año se acercó mucho, unos 39.000 millones de gasto ministerial presupuestado sobre 38.000 millones de intereses, en 2014 el Gobierno prevé que estén a la misma altura. “Para quien quiera que se gaste más, ya tienen ahí el dato que revela que más no se puede”, afirmó el ministro Montoro.

Sin embargo, un poco más sí se puede. En 2014, el techo de gasto de la Administración se elevará en un 2,7 por ciento pese a que los Ministerios reducirán sus partidas un 0,7 por ciento, desde los 36.303 millones finalmente gastados hasta los 36.042 millones previstos en los Presupuestos de 2014.

Después de haber dejado la inversión al mínimo, el conjunto de los Ministerios gastará en 2014 un poco más que cualquier comunidad autónoma grande, como por ejemplo Cataluña, con casi 30.000 millones en 2013, o Andalucía, con unos 26.000 millones en 2013.

El incremento de los desembolsos del Estado central en 2014 se debe, sobre todo, a que aumentarán en 4.825 millones las transferencias a los servicios de empleo y las pensiones, que en total rondarán los 29.000 millones, un 22 por ciento de todo el presupuesto de la Administración central. El 22 por ciento restante se dedica a la UE, las pensiones de los funcionarios, los órganos constitucionales, etcétera.

Es decir, la estructura de gasto del Estado sigue la tónica de los últimos años: con la inversión reducida a mínimos, se recorta mucho el presupuesto de los Ministerios, al tiempo que suben sin freno los intereses de la deuda y el dinero destinado a prestaciones por pensiones y desempleo.

Más impuestos

¿Y cómo se va a costear esto? Pues recaudando un poco más. El Gobierno volverá a pedir que los ciudadanos se rasquen el bolsillo. Los Presupuestos de 2014 se pueden cuadrar gracias a que se engorda la previsión de ingresos hasta los 128.159 millones, unos 5.000 millones más que lo previsto para 2013 debido a las subidas de impuestos y una leve recuperación.

Y ello implica que Hacienda tendrá que volver a subir impuestos. De hecho, habrá una reforma tributaria que se cerrará en marzo de 2014. Una vez más, Montoro constató que le era imposible cancelar el año que viene el recargo del IRPF y que prorrogaría hasta 2015 el aumento del IBI.

Para adelantar fondos a 2013, el ministro impuso ayer una nueva alza fiscal por valor de unos 4.700 millones al año: 700 millones por la subida impositiva de las bebidas espirituosas y el tabaco; 366 por el tributo sobre los gases fluorados que se usan para generar frío en neveras y aires acondicionados; y 3.600 millones por la eliminación de las deducciones que se aplican las empresas por pérdidas en el extranjero. No obstante, transcurrida ya la mitad del ejercicio, este año Hacienda sólo espera recaudar por todos estos impuestos unos 1.000 millones, tal y como ya avanzó en el Plan de Estabilidad.

El palo a las grandes empresas era esperado. En cuanto comenzó la crisis, los grandes grupos empresariales rebajaron muy rápidamente su factura tributaria, y Hacienda siempre ha interpretado que en parte usaron todas las rendijas que les permitía la ley para evitar el pago de impuestos.

Desde entonces, Montoro ha aprobado una serie de medidas que eliminaban deducciones y aumentaban los pagos de las empresas. Con el resultado de que ha llegado a recabar hasta un 40 por ciento más de ellas. 

Y ahora les va dar un nuevo repaso. El propio ministro animó a los grandes contribuyentes a hacer público cuánto pagaban de impuestos. “No es aceptable que el tipo medio de las grandes empresas se quedase en el 5 por ciento”, afirmó Montoro.    

Los datos de déficit mejoran un poco

No obstante, Hacienda aún tiene la difícil tarea de cerrar sus presupuestos de 2013 sin mayores desvíos. Por contabilidad de caja, el déficit de los cinco primeros meses ha empeorado y se sitúa en los 25.084 millones respecto a los 19.793 millones del año pasado, un 2,39 por ciento del PIB respecto a un 1,89 del 2012. Sin embargo, de cara a Europa los cálculos para el objetivo de déficit se hacen con el método de Contabilidad Nacional, por el cual el desfase alcanza el 3,17 por ciento respecto al 3,40 que se registró por estas fechas el año pasado. Unos números algo mejores, pero todavía bastante cerca del 3,8 que tiene de margen este año el Estado central.

Respecto al mes de abril, las cifras de recaudación han mejorado en mayo por los atisbos de recuperación económica experimentados y la ligera mejora en el empleo. Pero una vez acabe el buen tiempo y la alta contratación en la hostelería, los datos pueden resentirse otra vez.

En lo que va de año, los pagos no financieros del Estado por contabilidad nacional han repuntado un 3,3 por ciento, sobre todo porque se ha traspasado a la Seguridad Social un 49,9 por ciento más que el año anterior.

Y los ingresos del Estado han retrocedido un 6,8 por ciento, debido a que el IVA sólo ingresa un 0,3 por ciento más, Sociedades pierde un 40,9 por ciento y el IRPF cede un 7 por ciento.

En cambio, si se excluyen las devoluciones y se toma toda la recaudación de las Administraciones Públicas, ésta aumenta un 3,4 por ciento. La recaudación por Renta sólo disminuye un 1,9 por ciento, y Sociedades e IVA avanzan un 10 por ciento.

La financiación de las Comunidades

Cristóbal Montoro anunció este viernes que el nuevo sistema de financiación de las autonomías no entrará en vigor hasta 2015. Éste se diseñará en conjunción con la nueva reforma tributaria que debe culminarse en marzo de 2014, y por lo tanto no estará lista antes. Es decir, para repartirse el pastel entre las CCAA aguardarán a que haya más recursos fruto de la presunta recuperación.

Si en 2012 se aportaron por contabilidad de caja unos 35.000 millones a ayuntamientos y comunidades, para los Presupuestos de 2014 se consignan 31.564 millones, al margen de los préstamos que se han dado y se darán por el Fondo de Liquidez o el pago a proveedores. En lo que ha transcurrido de año, el Gobierno ha subido un 2 por ciento los fondos destinados a los consistorios, y ha recortado un 29,3 por ciento los recursos entregados a las autonomías.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba