Economía

La banca quiere más control sobre los cortos: “el regulador no puede certificar que lo que le declaran es real”

Este mes vence la prohibición de las posiciones cortas sobre los bancos. Algunas entidades solicitan que se someta a los especuladores a los mismos controles que deben cumplir los inversores españoles. 

A finales de este mes vence el periodo de prohibición de las posiciones cortas sobre los valores financieros y los bancos, especialmente los medianos, están movilizándose contra esta operativa. Uno de ellos ha facilitado un argumentario a Vozpópuli, en el que pone de manifiesto que estos especuladores no están sometidos a controles por parte del supervisor. El año ha empezado muy bien para la banca en la renta variable y hay miedo de que aparezcan nuevos ataques que den al traste los amagos de recuperación.

En dicho documento, señalan que “la CNMV debería dotarse de elementos de control y verificación de la realidad de las operaciones declaradas”, ya que, hasta la fecha, la práctica habilitada de publicar en la página web  las operaciones a corto, “sin posibilidad de saber ni contrastar nada”.

Desde dicho banco denuncian que “no existe ningún control sobre los préstamos de títulos, ni hay documentos que acrediten quién es el prestamista, el prestatario, ni el día de la operación”. Tampoco se conoce “dónde están depositados los títulos ni quién se hace responsable del depósito”.

Tres días de margen

El capítulo de la liquidación de valores también es puesto en cuestión: “¿qué explicación tiene, hoy, que todo funciona al instante, que se liquiden los títulos en d+3 (tres días después)? ¿Quizá no se tienen los títulos o se los pasan 3 veces y un mismo título lo utilizan 3 veces para presionar a la baja?

Pero, sobre todo, denuncian que “el regulador no puede certificar que lo que les declaran es real. Confía en los brokers y bancos de inversión”. En este sentido, destacan que “conviene recordar las manipulaciones como las del LIBOR, en casos que estaban mucho más controlados. Por el contrario, el inversores y emisor español está atado de pies y manos”.

Todo esto, “beneficia a brokers de países que no pagan impuestos en España y perjudican a los bancos domésticos” que, precisamente, han comenzado 2013 con fuerza en Bolsa. Valores como Bankinter suben ya un 28% en lo poco que va de ejercicio, mientras que Popular repunta un 14% y CaixaBank un 6,5%. Noticias como la reciente moratoria por parte del Comité de Basilea para relajar las normas de liquidez con el fin de permitir a los prestamistas emitir más crédito para ayudar a las economías "con dificultades" parecen garantizar más subidas en el futuro.

Más herramientas

Así, recomiendan “que se dote de la CNMV de elementos para poder controlar el funcionamiento del mercado, para que el principal perdedor no sea el pequeño accionista”.

En la CNMV afirman que no van a contestar cuestiones como estas, añadiendo que tienen contacto regular con los fondos bajistas. Además, señalan que no es imprescindible aguardar hasta el último día del mes para conocerse qué va a ocurrir con la prohibición. Podría prorrogarse o revocarse antes.

Pero lo cierto es que hay mucho interés en el mercado español, que promete nuevas dosis de volatilidad. Sin ir más lejos, Banco de Valencia sube un 128%, mientras Bankia lo hace en un 35% en este 2013, aunque eso es debido a que sus bajísimas cotizaciones disparen las diferencias. Especuladores agresivos, sin embargo, hay en el mercado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba