Economía

Pescanova: Carceller ofrece una rentabilidad superior al 20% a cambio de la dura quita

El miércoles se sabrá quién gana un proceso en el que Lazard se ha volcado en presentar ofertas. Damm quiere una quita de la deuda del 80%. A cambio, promete rentabilidades del 20% para quien se quede y acepte esa reducción. 

Grupo Damm, empresa presidida por Demetrio Carceller, presentó una propuesta de ampliación de capital sobre Pescanova, junto a Luxempart, KKR y Ergon Capital que les otorgará el control de la compañía. Su propuesta contempla una quita del 80% de la deuda bancaria… o más. A cambio, en Damm confían en su agresivo plan de remuneración al capital a largo plazo. Fuentes bancarias indican que esa propuesta ofrece un retorno no inferior al 20%.

Estas fuentes señalan que la oferta de Damm tendrá unas exigencias de permanencia en el capital para los bancos que capitalicen no inferior a cinco años y a cambio prometerá una TIR (Tasa Interna de Retorno) superior al 20%, sumando dividendos y revalorización del equity. Una hoja de ruta de altos vuelos, algo inevitable si el pool Damm-Luxempart-KKR-Ergon pretende sacar adelante su propuesta.

Hasta hoy por la tarde

Hasta hoy por la tarde habrá tiempo de presentar ofertas por la empresa, pero en el sector bancario se da por hecho que se impondrá Damm. Básicamente, opinan que los nombres alternativos presentados (Centerbridge, Carvall Investors, Cartera Rea, MontKellet…) son algo parecido a una justificación para que no parezca que Damm se hace con Pescanova de manera directa, algo denunciado más o menos veladamente tanto por el ex presidente José Manuel Fernández Sousa como incluso desde la Xunta de Galicia.

Casualidad

De hecho, la repentina afloración de la inspección fiscal a Carceller, con solicitudes de fianza superiores a los 150 millones de euros, presenta una curiosa coincidencia con la victoria en la última junta de accionistas, que otorgó a Damm el control del consejo.

Los potenciales fondos oferentes han sido tanteados por Lazard, aunque no han tenido tiempo de realizar una due dilligence en condiciones, cosa que sí ha podido hacer Damm; no en vano, está presente en el consejo de administración desde hace más de dos años y lo domina desde la última junta.

Ahora, los bancos deben asumir un escenario con 3.600 millones de euros de deuda y un ebitda de la compañía que estaba claramente inflado, mucho más de lo temido inicialmente.

El plan de viabilidad de PWC contempla un ebtida del orden de los 150 millones de euros dentro de tres años, por tanto, a siete años, la ratio deuda/ebitda sería, con esas cifras operativas, de poco más de 1.000 millones, en el mejor de los casos. Sobrarían, por tanto, otros 2.600 millones, hasta la cifra total de 3.600.

La mega quita está cantada, aunque habrá que ver cuántos bancos del pool la aceptan y capitalizan. El modelo de la propuesta contempla un esquema de capital 51% oferentes; 49% bancos. Cuantos menos quieran aceptar la quita, más porcentaje deberá captar Carceller & Cía. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba