Economía

Los bancos acreedores de Pescanova fichan a KPMG para que les ayude con la mega refinanciación

El pasado miércoles contrataron a la compañía, que ya realizó un concienzudo informe forense. KPMG era el deseado por parte de la banca para realizar tareas de administración concursal, pero finalmente fue Deloitte. El lunes hay reunión de trabajo en Madrid entre bancos, Pescanova y Deloitte. 

La banca acreedora en Pescanova se ha hecho con los servicios de KPMG para que le asesore en la mega refinanciación de la compañía gallega. Asimismo, está buscando un banco de inversión experto en M&A para que les ayude en el proceso.

La contratación tuvo lugar este miércoles. De esta manera, las entidades financieras trabajan con Freshfields y KPMG; Pescanova con Lazard, sin olvidar a Deloitte como administrador concursal y a KPMG autor del informe forensic. 

Ernst & Young también ha estado muy interesado en ser contratado pero, de momento, sigue sin morder en una operación en la que los grandes asesores legales y financieros quieren hincar el diente. 

Ya lo intentaron

De hecho, los bancos ya intentaron situar a KPMG como administrador, por una cuestión de practicidad: ya que estaba realizando la auditoría forense, le resultaría más práctico hacerse con las riendas de la compañía. 

Pero las empresas de servicios de alta especialización tienen sus tentáculos y su capacidad de llegada. Finalmente, la CNMV recomendó a Deloitte como administrador.

Mientras tanto, las partes están decididas a comenzar a acelerar el proceso. El próximo lunes hay reunión física en Madrid entre el administrador concursal, los principales bancos acreedores (Sabadell, Popular, La Caixa, Santander, BBVA, Bankia y NovaGalicia) y la propia Pescanova, con Juan Manuel Urgoiti al frente, para intentar darle un empujón al acuerdo de refinanciación.

La tarea es ingente. En primer lugar, los bancos siguen intentando ‘animar’ a las entidades internacionales con presencia en el pool acreedor a que sumen a la partida negociadora, con mención especial a Deutsche Bank y Espirito Santo. Los internacionales han sido reticentes y, de hecho, no participaron en el crédito de urgencia de los 55 millones, aprobado antes del verano.

El reloj comienza a marcar los minutos demasiado rápido ya que, como mucho, Pescanova tiene liquidez hasta febrero. Es preciso llegar a un acuerdo en materia de quita de deuda y capitalización, para, a continuación, nombrar un consejero delegado, ver cuántos bancos entran en el nuevo consejo de administración y proceder a una ampliación de capital. Todo, en menos de cinco meses. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba