Economía

El PSOE amenaza con cerrar los bancos que no informen sobre clientes conectados a paraísos fiscales

El programa económico que Pedro Sánchez y Jordi Sevilla presentarán esta tarde incluye un aviso directo a aquellas entidades financieras que no notifiquen el nombre de sus clientes con operaciones en paraísos fiscales: primero, sanción económica y en caso de reincidencia, retirada de la ficha bancaria. No se alude en ningún momento al papel que debería desempeñar el BCE en estas medidas.

El asesor económico del PSOE, Jordi Sevilla
El asesor económico del PSOE, Jordi Sevilla Europa Press

Además de obtener 20.000 millones de euros extra endureciendo el gravamen sobre las rentas de capital, el PSOE propone en su programa electoral aumentar la recaudación tributaria con nuevos mecanismos para combatir el fraude fiscal. Todos los bancos estarán obligados a informar sobre los clientes que tienen cuentas en paraísos fiscales. En caso de que no colaboren con el Gobierno y el Banco de España, serán multados y si hay reincidencia en la falta de información, perderán la ficha bancaria. Con las nuevas normas comunitarias, este proceso solo podría acometerlo el Gobierno a espaldas del BCE en un reducido número de entidades, entre ellas Caixa Pollensa y Caixa Ontiyent, además de varias rurales. En el resto, la última palabra la tendría Frankfurt, previo expediente abierto por el BdE, aunque el PSOE elude en su programa este condicionante y deja esta facultad en manos exclusivamente españolas.

La medida se incluye en un amplio abanico que abarca desde la negativa a promover nuevas regularizaciones fiscales, algo que el PSOE quiere hacer por ley, hasta la creación de nuevos controles sobre el uso de las sicav, con la fijación de un porcentaje de participación máximo para cada inversor y de un periodo límite de permanencia de las plusvalías acumuladas en ellas que están exentas de tributación. Los socialistas se comprometen también en su oferta electoral a endurecer el régimen de exención tributaria de los beneficios y dividendos derivados de la tenencia de valores en el extranjero, pues consideran que se han convertido en una fuente de elusión fiscal.

Si Pedro Sánchez gana las próximas elecciones y puede formar Gobierno, aumentaría en 1.250 funcionarios por año los efectivos de la Agencia Tributaria y gravará con un tipo del 35% los beneficios de las empresas que utilicen esquemas de “planificación fiscal agresiva” para eludir el control tributario.

Estas son otras iniciativas del programa que Pedro Sánchez y su principal asesor económico, Jordi Sevilla, presentarán esta tarde en sociedad:

  • Reforma de Sociedades, Renta y Patrimonio, para que cada contribuyente tribute según su riqueza, con independencia de la fuente de ingresos. Ello supondría una progresiva equiparación del gravamen de las rentas del trabajo y del capital, así como la recuperación del Impuesto sobre Patrimonio que suprimió Zapatero. Mientras se reforman estos tributos, se aprobará una ley que obligará a todas las comunidades autónomas a establecer un mínimo común en todo el territorio nacional en el Impuesto de Sucesiones y Patrimonio, con el fin de evitar su vaciamiento. En Sociedades, se peinarán todas las deducciones y se creará una tributación mínima del 15% para aumentar la recaudación.La oferta electoral introduce también el Impuesto a las transacciones financieras y un endurecimiento sin concretar de la fiscalidad ambiental que lleva implícito la reforma del impuesto especial sobre Hidrocarburos, Electricidad y canon de vertidos.
  • El aumento del tamaño de las empresas se plantea en el programa del PSOE con una revisión de toda la regulación fiscal, laboral, mercantil y administrativa que ahora desincentiva este objetivo. En concreto, se aboga por elevar el umbral de facturación en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y en la liquidación del IVA, así como la integración a la Unidad de Grandes Contribuyentes, de los importes comprendidos entre 6 y 20 millones de euros. Además, las empresas con volumen de negocio entre 5, 7 y 8 millones o activos entre 2,85 y 4 millones, podrán acogerse a un nuevo tipo de auditoría abreviada siempre que no tengan más de 50 trabajadores.
  • Las deducciones fiscales por I+D+i serán facilitadas a través de certificaciones tecnológicas expedidas por el CDTI. El PSOE se compromete a mejorar los tiempos para conseguir la acreditación y establecerá el silencio positivo para la auditoría de gastos.
  • Los trabajadores autónomos podrán pagar en diferentes plazos sus cotizaciones dependiendo del sector de actividad y verán modificado el sistema de retenciones de impuestos para adaptarlos a los ingresos realmente percibidos en cada periodo. El programa incluye la promesa de recuperar a 10.000 jóvenes investigadores en cuatro años y conseguir que antes de 2020 todos los hogares puedan disponer de conectividad de banda ancha.
  • Los organismos reguladores y supervisores estarán integrados por profesionales independientes que serán evaluados por un comité asesor con ratificación posterior del Parlamento. El programa no concreta como se elegirán sus miembros y se limita a apuntar que la Comisión Nacional del Mercado de Valores dispondrá de más recursos e independencia funcional.
  • 200.000 empleos nuevos. Este es el objetivo que promete lograr el programa rehabilitando 200.000 viviendas hasta 2025. El PSOE también propone dedicar el 3% de todas las inversiones públicas a adquisiciones con criterios de sostenibilidad ambiental.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba