Economía

Las rentas de los jubilados superan por primera vez las de los trabajadores

Los pensionistas ganan por primera vez más que los ocupados, de acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida elaborada por el INE. Una anomalía que pone de manifiesto las políticas desarrolladas para conservar el voto de los jubilados.

El presidente de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra se reúne con la Unión Democrática de Pensionistas
El presidente de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra se reúne con la Unión Democrática de Pensionistas FLICKR / PresidenciaGVA

Los jubilados ya obtienen de media más ingresos que los ocupados. O al menos así se desprende de los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida elaborada por el INE, la cual recoge que en 2013 los retirados presentaron por primera vez unas rentas mayores que las de los trabajadores.

Mientras que los ocupados registraron en ese año una renta media de 20.220 euros al año, los jubilados se anotaron una renta media de 20.720 euros al año, según las cifras publicadas por el INE tomando la renta media por unidad de consumo con alquileres imputados. Este concepto refleja las rentas teniendo en cuenta las personas a cargo y su ponderación del gasto según la edad, los alquileres que han de abonar y la circunstancia de tener o no vivienda en propiedad.

Como los jubilados suelen tener casa pagada y poca gente a su cargo, su capacidad adquisitiva se ve reforzada frente a los trabajadores

Como los jubilados suelen tener su casa pagada y no soportan a muchas personas a su cargo, su capacidad adquisitiva se ve reforzada frente a las rentas trabajadoras. Pero además el fenómeno se ve todavía más agudizado porque la crisis ha afectado de manera muy desigual a unos y a otros: al tiempo que los nuevos pensionistas ingresan prestaciones cada vez mayores porque han cotizado más, los ingresos de los trabajadores se han visto recortados por la crisis, bien sea por perder el empleo, bien sea por sufrir un tajo a la remuneración. De acuerdo con las cifras del INE, si las rentas de los ocupados han descendido un 7,2 por ciento entre 2008 y 2013, en el caso de los jubilados sus rentas se han elevado un 3,9 por ciento en el mismo periodo.

De hecho, entre 2007 y 2014 la pensión media de jubilación ha crecido un 31 por ciento, desde los 766 euros a los 1.007 euros. Estas prestaciones han ido escalando porque los dos últimos Gobiernos han actualizado un 12 por ciento las pensiones generales desde que empezó la crisis, y porque cada vez entran más jubilados de un perfil diferente y que han disfrutado de carreras de cotización más largas y sueldos más altos. "Ya no hablamos de albañiles, o profesionales poco cualificados con pensiones bajas, sino que también se jubilan directivos o profesionales de nivel alto que en muchos casos disfrutan de la pensión máxima. Con esas condiciones, hay más incentivo a jubilarse que a trabajar", asegura Alejandro Macarrón, presidente de la fundación Renacimiento Demográfico y autor del libro 'El suicidio demográfico de España'.

Además, desde 2008 los Gobiernos de Zapatero y Rajoy han revalorizado las pensiones mínimas más de un 17 por ciento. Y en ese mismo periodo el gasto total en prestaciones incluyendo las contributivas y las no contributivas se ha disparado hasta el entorno de los 114.000 millones en 2014 frente a los 80.000 contabilizados en 2007, un incremento del orden del 40 por ciento en una época en la que PIB y por lo tanto la riqueza nacional se contraía.  

El Estado ha recortado presupuesto y subido impuestos para poder mantener el gasto al alza en pensiones

Es más, en las mismas fechas el número de afiliados a la Seguridad Social ha retrocedido hasta los niveles de hace una década. O lo que es lo mismo, ante el desplome de los ingresos se ha estado recortando presupuesto y subiendo impuestos con tal de poder mantener el gasto al alza en pensiones, prestaciones por desempleo e intereses de la deuda. Y semejante decisión política no está exenta de criterios puramente electorales: "Es consecuencia del invierno demográfico, en el que vamos hacia una gerontocracia, una democracia dominada por los jubilados. Ahora mismo son el cuerpo electoral más importante y homogéneo. Los mayores de 65 años suponen más del 25 por ciento del censo electoral", explica Macarrón.

En cambio, los salarios de los trabajadores se han mantenido cuando menos estancados. Según la encuesta de estructura salarial del INE, entre 2010 y 2012 los sueldos disminuyeron levemente conforme se despedía a los indefinidos. Por el contrario, de 2008 a 2010 la retribución media subió, lo cual se explica porque en ese periodo se echó sobre todo a los temporales, que cobraban estipendios más bajos. Es decir, al quitar a muchos que ingresaban menos, la media se infló al alza por puro efecto composición. 

A su vez, entre 2008 y 2013 los parados han perdido un 16,4 por ciento de sus ingresos. De acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida, sus ganancias se han desplomado desde los 14.953 a los 12.496 euros en términos de renta ajustada por unidad de consumo y alquileres imputados. Para colmo de males, durante la recesión han visto cómo se ha endurecido el acceso a los subsidios y cómo se recortó la prestación de desempleo a partir del séptimo mes del 60 al 50 por ciento de la base regulatoria. Tras seis años de recesión, muchos han agotado las ayudas del paro y la tasa de cobertura del sistema tan sólo alcanza al 54 por ciento de los desocupados sin contar las rentas de inserción autonómicas.

En estas circunstancias, no es de extrañar que el colectivo de los jubilados sea el que entrañe un menor riesgo de caer en la pobreza relativa entendida como el 60 por ciento de la mediana de los ingresos. Los mayores de 65 años apenas registran un 11 por ciento de probabilidades de deslizarse hacia la pobreza frente al 22 por ciento que presenta un español medio en la Encuesta de Condiciones de Vida.

Tamaña anomalía sencillamente constata unas políticas que redistribuyen desde los que tienen más cargas a los que menos. Una suerte de política regresiva que se pone todavía más en evidencia cuando se indaga en la riqueza de los hogares. Según los últimos datos de la Encuesta Financiera de las Familias confeccionada por el Banco de España, el tramo con más riqueza neta abarca desde los 65 a los 74 años con unos 365.000 euros de media, sólo superado por la franja que comprende desde los 55 a los 64 años con 410.000 euros de media.

Además de las continuas revalorizaciones de los Gobiernos, las pensiones suben porque cada vez entran jubilados con sueldos medios más altos

Tras el nacimiento de Podemos, el Partido Popular y el Partido Socialista identificaron al colectivo de mayor edad como el menos permeable a las propuestas del partido de Pablo Iglesias. De ahí sus guiños, sus continuas caricias a este grupo de más de 9 millones de votantes. Con tal de cortejarlos, nadie lleva en los programas recortes de las prestaciones.

Hasta el punto en que el Gobierno de Mariano Rajoy ha hecho auténticas piruetas para no decir en ningún momento que bajaba las pensiones. Aunque la fórmula de revalorización liga las subidas de las prestaciones al estado de las cuentas de la Seguridad Social, finalmente optó por poner un suelo mínimo de revalorización del 0,25 por ciento. Gracias a ese mínimo, los jubilados han podido obtener un alza en sus prestaciones a pesar de registrarse una inflación negativa y un déficit en el sistema de pensiones del orden de los 10.000 millones de euros. En época de bonanza, la reforma del PP fija un techo de revalorización del 0,5% más la inflación, lo que da margen a la discreción política para compensar pérdidas de poder adquisitivo a lo largo del ciclo.

Por su parte, el PSOE rápidamente pidió perdón calificando de error la congelación de las pensiones que aprobó Zapatero en mayo de 2010 bajo la presión de los mercados. Para el futuro, el partido ya ha manifestado que actualizará las pensiones en función del IPC.

Pero más estrambótico aún fue Podemos, que queriendo contentar a todos los estratos de la sociedad se descolgó en mayo de 2014 prometiendo la jubilación a los 60. Aunque al principio sostenían que se financiaría subiendo los impuestos a las grandes empresas, los números no cuadraban ya que, según publicó Vozpópuli, el coste de esta medida rozaría los 40.000 millones al año, muy superior a los fondos que presuntamente se captarían de las grandes compañías.

Las pensiones suponen ahora mismo entre el 12% y el 13% del PIB. Si sumamos el gasto en sanidad y dependencia, el Estado desembolsa cerca de un 20% en prestaciones y servicios que benefician sobre todo a los jubilados. Las cuentas de una sociedad que envejece no cuadran. No en vano, la reforma de la Seguridad Social es un proceso en marcha desde 2011, si bien siempre se ha ido practicando el ajuste sobre los pensionistas futuros. El PSOE abrió el fuego introduciendo de manera progresiva los 67 años como edad de jubilación y ampliando los años de cálculo de la prestación desde los 15 a los 25 últimos de trabajo, lo que suele rebajar bastante las prestaciones. En la siguiente legislatura, el PP desligó del IPC las actualizaciones y las vinculó al estado de las cuentas de la Seguridad Social aunque fuese añadiendo un suelo y un techo bastante holgados. Por último, incluyó también el factor de sostenibilidad, por el cual a partir de 2019 se determinará la prestación inicial teniendo en cuenta la esperanza de vida del beneficiario, otra medida que supondrá un recorte sustancial de la cantidades percibidas.

Sólo la última reforma del PP está logrando ahorros por valor de 1.000 millones de euros al año, según se desprende del Programa de Estabilidad remitido a Bruselas. Sin embargo, la Autoridad Fiscal Independienteya ha advertido de que hace falta elevar los ingresos del sistema en unos 10.000 millones de euros al año para poder cerrar el agujero a lo largo de los próximos cinco años. Lo que obviamente implica que se precisarán nuevas reformas. "Vamos hacia un conflicto intergeneracional tremendo. Cuando los jubilados eran pocos se les podía pagar una pensión muy grande. Hoy ya no es así", concluye Macarrón.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba