Economía

El administrador concursal pide liquidar Unipost "como única opción" y vender sus bienes

El futuro del operador postal privado de la familia Raventós que ha intentado sin éxito competir con Correos se decidirá en enero.

El director general de Unipost, Pau Raventós (i), entra en la sede de la compañía en Hospitalet (Barcelona) mientras la Guardia Civil realiza un registro en la misma
El director general de Unipost, Pau Raventós (i), entra en la sede de la compañía en Hospitalet (Barcelona) mientras la Guardia Civil realiza un registro en la misma EFE

El administrador concursal Jausas ha solicitado al juez solicitar la apertura de la fase de liquidación de Unipost, la compañía postal propiedad de Pablo Raventós (de la familia del grupo Codorníu).

Jausas ha informado en un comunicado de que propone el "cese parcial" de la actividad empresarial de Unipost, porque "en sus parámetros actuales, no es viable y la única opción es su liquidación, bien a través de la venta de la Unidad Productiva dentro del Plan de Liquidación o, subsidiariamente, mediante la enajenación individualizada de los bienes. Por tanto, el pasado viernes presentó al juzgado de lo mercantil número 7 de Barcelona esta propuesta, que ha trasladado a la compañía. El juez decidirá el próximo enero.

Unipost pidió el concurso voluntario de acreedores el 12 de julio por insolvencia, con unos activos de 40,6 millones de euros frente unos pasivos de 47,4 millones de euros. Tras la solicitud de despido colectivo el pasado mes de octubre, la delicada situación económica de la empresa se ha agravado a lo largo de las últimas semanas "teniendo en cuenta la imposibilidad de satisfacer obligaciones a vencimiento con la tesorería generada por la explotación ordinaria del negocio; la inviabilidad del convenio de acreedores; y la dificultad para encontrar un fondo de inversión y/o empresa interesados en la compra", ha asegurado Jausas, que pese a todo indica que aún está abierta la posibilida de venderse la unidad productiva a lo largo de los próximos meses.

Significación política

Aunque los problemas por los que Unipost se enfila hacia la liquidación son de modelo de negocio (su capacidad de competir con Correos se vio seriamente mermada tras algunos cambios regulatorios que perjudicaban sus márgenes), la posible puntilla viene por parte política. El director general de la empresa, Pablo Raventós (perteneciente a la familia propietaria de las cavas de Codorníu) decidió optar por dar un apoyo político muy explícito a la Generalitat en sus momentos de mayor desafío al Estado. Así, por ejemplo, Unipost guardó documentación del referendum del 1 de Octubre, declardo ilegal por el Tribunal Constitucional, mientras que recibió dinero público de la Generalitat en meses anteriores al referéndum que fue muy importante para garantizar su viabilidad.

Por parte de muchos representantes de los trabajadores, esta significación política no ha sido bien entendida, por cuanto ha puesto a la compañía en el disparadero y a su propio primer directivo investigado en el marco de la operación sobre la organización del 1 de Octubre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba