Economía

Los March o cómo quedarse con Inversis sin poner prácticamente dinero

¿Alguien sabe cuánto le han pagado los portugueses de Orey a Banca March? Dependiendo de esa cantidad, los March pueden haber pagado poco, nada... o incluso haber ganado dinero. Tenían un 5% del banco, ahora tienen el 50% de lo que les interesa.

Banca March ha logrado que no entre ningún competidor en su plataforma de valores, de la que ha pasado a controlar el 50%, desde el 5% precedente, y eso sin poner dinero. O eso dice el mercado. En esto hay tres opiniones: los March han puesto “muy poco patrimonio” (opinión defendida de manera oficial por ellos mismos); no han puesto nada (opinión mayoritaria)… o incluso “han ganado algo”, cosa que no descartan en algunos flancos.

La jugada de los mallorquines ha sido maestra. La entidad entró en Inversis en 2006, una vez decidió que iba a ser su socio estratégico, rompiendo definitivamente con el Urquijo. Le entregó el negocio de valores, algo de depositaría y, en definitiva, “pasó a usar el tubo de Inversis para el mercado”, según señalan fuentes financieras.

Como no podía ser de otra manera, compraron un 5% y se sentaron en el consejo de administración. Si iban a ser socios, iban a serlo con todas las de la ley. Y, de paso, introdujeron la cláusula de tanteo si algún socio vendía su parte, cláusula extensible al resto de accionistas.

Cuando BPA se perfiló como principal favorito para la compra, los March mostraron siempre su disconformidad, por considerar que un competidor de primera línea iba a tener acceso a la información de sus clientes. También se habla de mala relación histórica entre los March y Banco Madrid, antes incluso de que fueran comprados por BPA.

In extremis

El caso es que los mallorquines ejercieron el tanteo in extremis, cuando todos los accionistas daban por sentado que no ocurriría. Recompraron por 217,4 millones, para vender de inmediato el negocio minorista a sus socios en la sombra de Andbank a un precio de 179,8 millones. El institucional (custodia y plataforma tecnológica), se la quedaron al 50% junto a Orey Antunes. La cuestión es ¿cuánto le han pagado a los March los lusos?

Es la cifra del millón. Entre los 179,8 que pagó Andbank y los 217,4 pagados por los March hay un diferencial de 37,6 millones. ¿Han pagado por tanto, 18,8 millones de euros los de Orey y ha asumido esa misma cifra el grupo español?

Fuentes cercanas a March insisten en que “algo se ha puesto”, aunque reconocen que poner esos 18,8 (o lo que fuere) por controlar el 50% de su plataforma bursátil es un magnífico negocio, teniendo en cuenta que incluso podría volver a venderse el negocio de depositaría en el que no están interesados y sin embargo hay otras entidades, como BNP, Natixis, Dexia o incluso Renta 4, por citar nombres, que sí lo están y mucho.

Pero en mercado se da por hecho que los March han aplicado a Orey una pequeña prima por entrar por la puerta grande y a bajos precios en un mercado, cuando anteriormente tuvieron que retirarse porque no llegaban a los elevados precios que iba alcanzando el proceso de venta. La justa para que salga lo comido por lo servido.

Saxo Bank queda fuera

Conviene destacar tres cosas más: en el proceso ordinario de venta, Orey iba de la mano de Saxo Bank. Ahora, controla el 50% de Inversis en solitario.

En segundo lugar, ¿van a coexistir dos marcas Inversis? Habrá que ver si Andbank u Orey-March cambian la denominación de sus participaciones. De momento, los bancos andorranos que han hecho compras en España no han modificado los nombres. No lo ha hecho BPA con el Banco Madrid ni el Credit Andorrà con el Banco de Alcalá.

Y, por último, la operación no hace sino acrecentar la leyenda de los March, generada ya en tiempos pretéritos por el fundador de la saga, Juan March. La cláusula puesta en 2006, el pacto realizado con Andbank y Orey sin que se filtrara absolutamente nada y la disposición final del grupo dejan claro que están en otra longitud de onda. Cuando el mercado va, ellos vuelven. Cuando irrumpe un player que les molesta, tiene muchas posibilidades de salir escaldado. 

El mercado tiene la miradas puesta en sus carteras: están en salida declarada en Prosegur y podría decirse que en salida no declarada en ACS. Pero cuando venden algo, suelen sorprender a la comunidad financiera. Así lo hicieron en Carrefour, lo han vuelto a hacer en Inversis y seguro que no tardan mucho en volver a hacer algo parecido. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba