Economía

Okupadas, tapiadas o en estado desconocido: ojo con algunas de las 6.000 casas que vende Bankia

Un número apreciable de los pisos que Bankia ha ofrecido con precios competitivos hasta el 31 de diciembre a través de la inmobiliaria Haya tienen un problema: familias u otros grupos que los han okupado, o una tapia de ladrillo para evitar la invasión de la vivienda.

"A los inversores, que no tienen prisa porque no necesitan la vivienda, les suele dar igual que las casas tengan okupas y las adquieren con gente dentro a la espera de que el juez los eche de allí. Pero para un particular que quiere entrar a vivir es más complicado". Esta es una realidad detrás detrás de las 6.000 viviendas para la venta que la semana pasada anunció Bankia. La nota de prensa de la entidad decía que "la selección de inmuebles incluye pisos en toda España. La tipología de los activos, todos ellos de segunda mano, es muy diversa y abarca viviendas urbanas y de costa, así como de grandes capitales, ciudades dormitorio y pequeñas poblaciones". La promoción de viviendas a buenos precios tiene como plazo límite el 31 de diciembre.

Sin embargo, no decía Bankia en su nota que una buena parte de estas casas tienen un inquilino ya dentro, "que es imposible saber si es una familia o unos okupas", aseguran desde la inmobiliaria que trata de poner en circulación en el mercado estos inmuebles obtenidos en su mayoría de desahucios o después de que el anterior dueño no pudiera hacer frente al pago de la hipoteca. Bankia no oculta esta realidad, y en la web donde se encuentran los inmuebles se puede consultar la situación 'especial' en la que está cada uno.

En algunas zonas la preeminencia de pisos okupados sobre el total que oferta el banco nacionalizado parece notoria: en Madrid abundan los okupas en Usera, Arganzuela, Carabanchel o Villaverde (todo zona sur), también en las localidades de Alcalá de Henares o Parla. En Barcelona, abundan en L'Hospitalet, también en Salt (Girona). También hay muchos okupas en Valencia y Alicante, según la inmobiliaria que gestiona la venta de estos inmuebles, Haya.

Si se acredita un especial interés por hacerse con una vivienda tapiada, un obrero acudiría a quitar los ladrillos para poder ver la casa por dentro

En otras ocasiones, lo que ha hecho la entidad financiera es tapiar la vivienda para evitar así que sea okupada de forma ilegal. "Esto es algo muy común, se prefiere poner una pared de ladrillo a arriesgarse a que la vivienda sea invadida". Este tapiado no es algo nuevo, porque ya se hizo en 2012 con muchos inmuebles adquiridos de rebote por el banco. Al haberse tapiado, es imposible visitar la vivienda, salvo que se acredite un interés realmente firme por adquirirla, porque se conozca alguna de características similares por ejemplo. En tal caso, aseguran desde la inmobiliaria, se llevaría a una persona para "destapiar" la entrada y de esta manera poder ver el inmueble por dentro. Al tratarse de casas que pueden llevar cerradas varios años, se desconoce completamente el estado de conservación de las mismas o lo que puede haber dentro.

Por último, muchas otras viviendas, especialmente las más baratas, se encuentran en estado de semiruina o con obras inconclusas. Muchas de ellas están en zonas rurales y corresponden a antiguas edificaciones. Los precios parecen ajustados pero son casas que necesitan ser reformadas, como esta vivienda en Bembibre (León) o esta otra en Benizar (Murcia).

Ofertas a la baja

Para hacerse con una de las casas okupadas que en realidad pertenecen al banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri hay que acudir a la citada web donde se muestran y realizar una oferta por ellas. Esta oferta tendería a ser a la baja y el interesado debería asegurarse de tener los fondos necesarios para poder adquirirla. El motivo, según las inmobiliarias es que la entidad financiera no puede dar un crédito para esta vivienda, dado que ni siquiera existe una tasación reciente del inmueble al no poderse entrar al mismo. El estado de conservación se desconoce. Algunos okupas habrán sido más respetuosos con la vivienda y otros menos.

El descuento al adquirir una vivienda okupada puede rondar entre el 20% y el 30%

El descuento que se consigue con una vivienda okupada no es pequeño: se puede pagar entre un 20% y un 30% menos. Bankia inicia el proceso de desalojo si tiene conocimiento de que la vivienda ha sido tomada. Y suele durar entre 6 meses y un año hasta que se produce el lanzamiento. Esta fórmula, más que interesar sobre el papel a alguien que quiera una vivienda para vivir en ella (la función que debería tener preferencia sobre las demás), interesa sobre todo a los que quieren el inmueble para sacarle rendimiento, aprovechando precios muy bajos para venderla o alquilarla en el futuro. A estos inversores tal vez no les importe tanto quien haya dentro actualmente.

La 'patada a la puerta' abunda

"Hay muchas viviendas que se pueden ocupar con facilidad, porque los vecinos ya la tienen identificada y saben que está vacía. Se lo dicen a sus familiares o amigos, que fuerzan la puerta y entran y se quedan a vivir. Hay gente que domina ese negocio y está permanentemente buscando viviendas vacías para okuparlas", aseguran fuentes del sector. Es por ello que en ocasiones las entidades financieras prefieren no poner carteles de 'se vende' en la calle para pisos que están vacíos.

En Bankia recuerdan que siempre intentan evitar desalojos, pactando alquileres sociales si es posible

Desde Bankia se recuerda que su talante es de "alcanzar un acuerdo antes de llegar a este tipo de procesos", refiriéndose a los lanzamientos, y que su objetivo último en ningún caso es desalojar a los propietarios que no puedan pagar, ya que para ellos la carga de una vivienda vacía no es plato de buen gusto. Aunque los alquileres sociales ofertados por el Gobierno han tenido un impacto más bien menor, desde la entidad destacan que ellos ofrecen sus propios alquileres sociales, y que ya van por más de 300.

De igual modo, en el banco público, nacionalizado en 2012, han facilitado ya 23.000 adecuaciones hipotecarias (cambiar las condiciones de un contrato hipotecario para facilitar la continuidad de las familias) en 2013, y desde 2009 más de 100.000.

Bankia (nacida en 2011 de la unión de Caja Madrid, Bancaja y otras 5 entidades) dispone de varios miles de inmuebles más, que pueden consultarse en la web de Bankia Habitat.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba