LA OCDE DENUNCIA CONTRATOS TEMPORALES HASTA LOS 39 AÑOS

La OCDE denuncia contratos temporales hasta los 39 años y prevé un paro juvenil del 60% en 2013

La OCDE denuncia el uso fraudulento de los contratos temporales y asegura que el paro juvenil subirá más del 7% el año que viene. Un 20% de los trabajadores puede tardar entre 3 y 5 años en encontrar empleo, afirma el organismo internacional. "Las perspectivas de una recuperación inmediata son remotas", concluye.

El paro afectará a seis de cada diez jóvenes, según la OCDE
El paro afectará a seis de cada diez jóvenes, según la OCDE EFE

Los jóvenes no han terminado de pagar la factura de la recesión. Lo dice la OCDE que en su informe anual de situación para España, augura que el paro juvenil rozará el 60% en los próximos años mientras continúa la desaceleración económica. Según los cálculos del organismo internacional, cada punto de caída del PIB aumentará el paro juvenil por encima del 2,3%. Por ese motivo, la OCDE espera un paro general que rozará el 27% el año que viene (como ya había adelantado) y un paro juvenil que acariciará el 60% en 2013.

Las posibilidades de que eso ocurra son altas a juicio de un organismo que arranca su informe diciendo que “España sigue inmersa en una recesión prolongada” y que “las probabilidades de que se produzca una pronta recuperación son remotas”.

La OCDE denuncia el uso de los contratos temporales se ha convertido en abuso. Ya no son sólo los trabajadores en pruebas y los menos cualificados los que tienen un contrato temporal durante los dos años que permite la nueva legislación. En la actualidad, uno de cada cinco jóvenes con estudios universitarios mantiene un contrato temporal hasta los 39 años. La tasa es del doble para los trabajadores menos cualificados.

Según los datos de la OCDE, tras apurar los dos años de contratos temporales, más de 22% de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad siguen todavía sin contrato fijo porque sus empleadores cambian la denominación de su puesto de trabajo o pasa directamente a engrosar el paro. 

Del análisis económico a la recomendaciones políticas

Con ese diagnóstico sobre la mesa, la OCDE hace varias orientaciones generales para coordinar la relación entre formación y empresa así como para reducir el abandono escolar y, al mismo tiempo, plantea varias recomendaciones de medidas concretas para reformar el mercado laboral:

  • Contrato único: Con una indemnización creciente en función de la antigüedad acumulada para terminar con la dualidad entre contratos fijos y temporales.
  • Rebaja del subsidio de desempleo: La OCDE propone profundizar en la reforma laboral abaratando todavía más el despido con el argumento de un subsidio alto disuade de buscar empleo y que “incluso la indemnización de 33 días por año trabajado es alta en la comparación internacional”.
  • Descuelgue de los convenios colectivos: La OCDE plantea que las empresas que no quieran ser reguladas por los convenios que se aplican a sus sectores puedan negociar directamente con sus trabajadores.
  • Creación de un fondo de seguro de paro por parte de las empresas: Que deberían dotar las compañías con cuantías variables en función de su número de despidos.

Contestación sindical

El informe ha sido respondido con dureza por los sindicatos españoles. CC.OO. pidió a la OCDE que “estudie más la realidad española antes de realizar propuestas”. La acogida también ha sido crítica por parte de casas de análisis como Intermoney cuyo economista jefe, José Carlos Díez, aseguraba que “estas medidas son las que han llevado a Portugal al desastre”. “Sólo espero que en la OCDE haya vida inteligente”, concluía Diez. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba