Economía

La deuda de las empresas públicas ha crecido 20.000 millones durante la crisis

Al cierre de 2013, la deuda de las empresas públicas sumaba 51.000 millones de euros (5% del PIB) frente al 3,1% en 2007. ADIF, AENA y Renfe suman más de 27.000 millones de endeudamiento, denuncia la OCDE. 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante una reunión en el Ministerio de Hacienda
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante una reunión en el Ministerio de Hacienda EFE

Las empresas públicas siguen viviendo por encima de sus posibilidades. Es lo que denuncia la OCDE que asegura que, mientras los españoles se han apretado el cinturón, las empresas de las que es propietario el Estado Central o las autonomías han engordado su endeudamiento en casi 20.000 millones de euros.

Ninguna administración ha cerrado el grifo a sus empresas, denuncia el organismo que asegura que al cierre de 2013, la deuda de las empresas públicas ascendía ya a 50.000 millones de euros (un 5% del PIB) frente al 3,1% de 2007. Pese a que el gobierno de Mariano Rajoy prometió "redimensionar" el sector público, lo cierto es que sus desequilibrios prácticamente se han duplicado. Según las cifras del organismo internacional, tres organismos públicos lastran especialmente las cuentas:

  • ADIF, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, acumula una deuda de 11.844 millones de euros y tiene previstas pérdidas de casi 300 millones para este año
  • RENFE, que suma casi 5.000 millones de deudas y que espera cerrar 2014 con un déficit adicional de otros 202 millones de euros
  • y AENA, el operador aeroportuario, suma un endeudamiento de 11.728 millones de euros aunque espera beneficios este año de 436 millones de euros

La OCDE critica algunas de las inversiones realizadas por esas empresas públicas y advierte: "los proyectos para la construcción de nuevas infraestructuras deben evaluarse de forma más transparente y basarse en análisis de coste-beneficio más exhaustivos a fin de evitar inversiones excesivas".

Pero no han sido sólo las empresas públicas del Estado central las que han engordado su tamaño. Las que dependen de las Comunidades Autónomas suman una deuda de 9.004 millones de euros mientras que las de los ayuntamientos acumulan otros 7.407 millones de endeudamiento.

El contraste con los recortes

El crecimiento de las empresas públicas choca con los recortes en los gastos sociales que ha aprobado el Ejecutivo. Según las cuentas del Gobierno remitidas a Bruselas, en los últimos dos años se han recortado 7.267 millones en Sanidad, otros 4.902 millones en educación y otros 1.619 milones más en dependencia. En total, los recortes en servicios básicos suman 13.788 millones de euros, poco más de la mitad de lo que ha engordado el tamaño de las empresas públicas.

Según las cifras del organismo internacional, sólo con lo que las autonomías han gastado en sus empresas públicas se podrían haber evitado los recortes en sanidad y dependencia.

La factura de las autopistas

La OCDE califica de "posibilidad real" la liquidación de las empresas concesionarias de autopistas y recuerda que eso descargaría sobre el Estado el peso de 2.400 millones de euros en avales. Por ese motivo, de cara al futuro, el organismo internacional aconseja al Gobierno recurrir a organismos independientes y externos como el Observatorio del Transporte y la Logística en España, al que se debe permitir "vetar propuestas" para evitar nuevas facturas milmillonarias como estas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba