Economía

Más optimismo: en Navidad olvidaremos la crisis y gastaremos más por primera vez desde 2007

Cada hogar español prevé gastar 671 euros de media en las fiestas navideñas, frente a los 659 del año pasado. Según un estudio, algunos comportamientos conservadores que se impusieron durante la crisis están empezando a perder fuerza.

La madrileña calle Preciados en plenas Navidades de 2012
La madrileña calle Preciados en plenas Navidades de 2012 FLICKR: Huahe

Más leña a la caldera del optimismo. Apenas tres semanas después del glorioso "es un momento fantástico para España, llega dinero de todas partes" pronunciado por el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, o del "soy muy optimista sobre el futuro de nuestro país" del presidente de Telefónica, César Alierta, ahora la auditora Deloitte se une a la euforia con un informe en el que asegura que estas Navidades los españoles aparcaremos la crisis, recuperaremos la ilusión y por tanto, gastaremos más.

En concreto, 671 euros de media por hogar, lo que representa un aumento del 1,8% respecto a 2012, cuando cada hogar desembolsó 659 euros. Un dato que pese a suponer un leve aumento de 12 euros respecto al gasto real del año pasado, "viene a reflejar un punto de inflexión ya que por primera vez en los últimos años los consumidores encaran las festividades de fin de año con ciertas dosis de optimismo". Es decir, desde 2007, último período de despilfarro (951 euros por hogar) nuestra intención no es gastar menos, sino que estas fiestas, lejos de tirar la casa por la ventana, al menos no vamos a meter la tijera.

Un 11% de los consumidores españoles cree que su capacidad de gasto es mayor que en 2012 y el 19% considera que aumentará en el próximo año

"Algunos comportamientos conservadores que se impusieron en la crisis están empezando a perder fuerza", reza el informe que pese a señalar que el consumo navideño experimentará un crecimiento generalizado en Europa... no se olvida de tres excepciones: Irlanda, Países Bajos y Grecia. En los dos primeros, caerá un 3 y un 1 por ciento respectivamente, mientras que el griego será el desplome más contundente, del 10%.

¿Qué ha sucedido para que las previsiones apunten a un mayor derroche en Navidad respecto a la contención de años pasados? Pues que los consumidores, en general, ven el futuro cada vez menos negro. De hecho, y según sugiere Deloitte, un 7 por ciento de consumidores considera que la situación económica de España es mejor que la de 2012 y el 16% cree que ésta mejorará a lo largo del próximo año. En el apartado de gasto, la cifra de españoles que valora que su capacidad de desembolso es mayor se eleva hasta el 11%, siendo más optimistas que británicos, italianos y franceses, entre otros. Además, los consumidores españoles afrontan 2014 con buenas previsiones: el 19 por ciento estima que su capacidad de consumo crecerá.

Por primera vez desde 2007, nuestra intención no es gastar menos. Frente a los 659 euros de 2012, este año cada hogar gastará 671 en Navidad

Pero, ¿por qué gastaría más estas Navidades? Un 40 por ciento de los usuarios encuestados dice que comprará más estas Navidades porque "quiero disfrutar y evitar pensar en la crisis", el 30% por las promociones o el 21% porque sus ingresos han aumentado. En el lado de los que gastarán menos, las razones esgrimidas son una caída de ingresos, un posible empeoramiento de la crisis o querer ahorrar por miedo a perder el trabajo, entre otras.

Al margen de estas proyecciones de futuro y con la vista puesta en las próximas fiestas, ¿en qué vamos a gastar el presupuesto navideño? La respuesta es intuitiva: en regalos y comida se nos irá el 70%. Si se desgrana, quedaría de la siguiente manera: 264 euros irán para regalos, 212 para comida, además destinaremos 91 a ocio y otros 104 a viajes, una partida que experimentará un aumento del 7,2 por ciento. En Europa, la pauta es muy similar, salvo el gasto en alimentación que en su caso es 5 puntos porcentuales menos frente a la de viajes, que supone el 24% frente al 15% de España.

Pese al cambio de tendencia que refleja el informe, el 59% consumirá menos por la caída de ingresos y el 48% porque cree que la crisis continúa

Sin salir del marco europeo, llama la atención que pese a la repercusión de la crisis económica en Italia, Irlanda o España, éstos tres sigan figurando en el 'Top 10' de países por intención de gasto. Lo lidera Luxemburgo, seguido de Irlanda y con Suiza en tercera posición. España se asienta en el séptimo puesto y Rusia y Bélgica cierran la clasificación.

Los regalos más deseados

El dinero en efectivo sigue siendo la opción preferida a la hora de recibir regalos. Sin embargo, se sigue percibiendo como algo frío e impersonal, por lo que se acaba optando por los clásicos: ropa y zapatos, libros o perfumes. Entre la lista de presentes más deseados, gana peso la tecnología, desde 'smartphones' a tabletas u ordenadores portátiles. Viajes, entradas a espectáculos y cheques regalos completan el repertorio.

Aunque el género masculino tenga debilidad por los dispositivos tecnológicos, su alto precio en un escenario de contención económica, hace que pierdan posiciones para el que se decide a regalar

Además, el informe distingue entre hombres y mujeres. Ellos prefieren dinero, tecnología y viajes, frente a ellas que se decantan por ropa, dinero, viajes y perfumes y cosméticos, en este orden. Sin embargo, una cosa es lo que se desea y otra lo que finalmente se regala y recibe. Al final, la ropa y los zapatos, los libros y los perfumes son las tres categorías de regalos más comprados en nuestro país, tanto para unos como para otras.

Y es que por mucho que el género masculino tenga debilidad por los dispositivos tecnológicos, su alto precio en un escenario de contención económica, hace que pierdan posiciones para el que se decide a regalar. Entre los más pequeños, los juegos educativos siguen siendo el regalo estrella, por delante de videojuegos y ropa, libros o peluches.

¿Cuándo y dónde comprar para Navidad?

El cuando, prácticamente a última hora. Los comerciantes "se juegan" la campaña en veinte días: la primera quincena de diciembre, donde se concentra el grueso de las compras navideñas, un 37 por ciento, seguida de la semana del 16 al 24, con un 25%.

A diferencia de lo que se podría pensar, el impacto de las rebajas de enero no es tan significativo, apenas el 7% de los consumidores se decide por el inicio de año para efectuar sus adquisiciones. En línea con años anteriores, uno de cada cuatro consumidores adelantará sus compras a los meses de octubre y noviembre.

Otro dato llamativo: los consumidores prefieren estar bien atendidos frente a la decoración de establecimientos, algo que apenas valoran. Quiere precio, precio y precio

Respecto a dónde, grandes almacenes y cadenas especializadas son los establecimientos preferidos por los españoles a la hora de adquirir los regalos navideños. El comercio minorista copa un nada despreciable 22% de las compras. Para la comida, el hipermercado sigue siendo "el rey" tanto en España como en Europa, con la salvedad de Europa Central, decantada por el supermercado.

¿Y las compras por Internet?

Los consumidores siguen utilizando la red como fuente de información, es decir, lo usan para buscar y comparar pero no tanto para comprar, pese a que crece con paso firme. El usuario prioriza aspectos como tocar el producto, sentirse bien atendido, cambiar un producto de forma ágil o sentirse seguro respecto a los métodos de pago y los datos personales, frente a los que optan por la inmediatez o efectuar la compra en cualquier momento y desde cualquier lugar del mundo.

"Por primera vez desde el inicio de la crisis, el consumidor quiere hacer un paréntesis y darse un capricho, pero un capricho útil", dice Victoria Larroy, responsable del informe

Al entrar en la web, el 82 por ciento de los consumidores busca información de precios, un 80% descuentos, el 79% productos, el 78% opiniones, el 74% ideas y el 66% visita páginas de fans de marcas, pero sóloel29% compra.

En el apartado de comercio móvil, a pesar de que este tipo de compras no es aún un aspecto prioritario para el consumidor, cada año es mayor el porcentaje que afirma haber utilizado su dispositivo para comprar. El 29% expresa haber utilizado su 'smartphone' para realizar compras mientras que un 61% afirma que lo utilizará. En cuanto a tabletas, las cifras rondan el 20 y el 63% respectivamente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba