Energía

Nadal trata de dar otro hachazo de 600 M. a las renovables con la frontal oposición de la CNMC

El Ministerio de Energía propone una revisión de la retribución a la producción renovable calculada con un precio sensiblemente más elevado que el que marca el mercado de futuros para los próximos años, lo que tiene un impacto negativo en el sector de 600 millones hasta 2019.

Álvaro Nadal, ministro de Energía.
Álvaro Nadal, ministro de Energía. EFE

El sector de energías renovables está sumido desde primeros de año en la más absoluta inseguridad jurídica. La orden ministerial que tendría que fijar las retribuciones a la inversión para los tres próximos ejercicios, es decir, lo que recibirán del Gobierno las compañías para alcanzar la rentabilidad razonable que contempla la Ley, no está publicada. Un bloqueo cuyo origen es el demoledor informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra la propuesta del Ministerio de Energía, que incluye el cálculo con la base de un precio estimado para los próximos años sensiblemente superior al que marca el mercado de futuros. Este escenario supondría que los inversores dejarían de percibir unos 600 millones de euros hasta 2019.

La orden ministerial remitida por Energía a la CNMC antes de su aprobación (que aún no se ha producido, aunque las retribuciones deberían haber entrado en vigor el pasado 1 de enero) contemplaba un precio de referencia de 52 euros por megawatio/hora para calcular las estimaciones de ingresos de las instalaciones. Una cifra que, en realidad, correspondía a 2020 y los años siguientes (y no al trienio 2017-2019) pero que el Ministerio decidió mantener como constante. Una hipótesis para la que, de acuerdo con el informe de la CNMC sobre la propuesta por la que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica para 2017, “no se proporcionaba metodología”.

Sin embargo, la cifra no se corresponde con la que reflejan los mercados de futuros de la energía, en el entorno de 43 euros por megawatio/hora para los años 2017, 2018 y 2019. Una referencia que no fue tenida en cuenta por el Ministerio de Energía, frente a cuyo criterio se sitúa la CNMC. El regulador considera que la Ley del Sector Energético no obliga al departamento que dirige Álvaro Nadal mantener para este periodo regulatorio “una cifra que no se justifica ahora”.

Contrariamente a lo que sucedía cuando se aprobó la Ley, el mercado de futuros recoge los precios a más de tres años, con lo que es posible incluso tener la referencia de 2020 en adelante. Y no es precisamente de 52 euros.

Las contradicciones de Energía

De seguir adelante con la propuesta, la jugada del Gobierno sería maestra: cuantas más elevadas sean las estimaciones de ingresos por la venta de energía generada por renovables, más baja deberán ser las retribuciones públicas para alcanzar la rentabilidad razonable de las inversiones. Sin embargo, las compañías del sector difícilmente llegarán a esas estimaciones de ingresos con un cálculo hecho bajo el precio de 52 euros por megawatio/hora.

El regulador calcula que, de salir adelante la propuesta del Ministerio, el sector ingresaría por estas retribuciones al menos 200 millones menos de lo que deberían en cada uno de los tres años del periodo 2017-2019.

Lejos de quedarse ahí, la CNMC va más allá en el citado informe y deja en evidencia al Ministerio de Energía. El regulador recuerda que en la memoria que acompaña la propuesta de la orden por la que se aprueba la previsión de la evolución de los ingresos y costes del sistema eléctrico para el periodo 2017-2022 (que el gabinete que lidera Nadal remitió conjuntamente con la propuesta de retribuciones a las renovables) se recoge una estimación de precio medio del mercado diario para los años 2020 a 2022 de 41,62 euros por megawatio/hora, “en abierta contradicción con la cifra de 52 €/MWh”.

Batalla soterrada con Guindos

La flagrante contradicción del Ministerio de Energía y el hecho de que la CNMC la haya puesto negro sobre blanco ha causado sorpresa en el sector. Tras la publicación de este informe, la propuesta de retribuciones ha vuelto a Energía sin que, hasta el momento, se haya sabido más de ella. Fuentes conocedoras de la situación aseguran que, hasta la fecha, ni siquiera ha pasado a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos tras el revés del regulador.

Las citadas fuentes atribuyen el retraso en la tramitación al debate interno que ha generado en la parte económica del Gobierno la respuesta de la CNMC. Un debate que, en realidad, no deja de ser un nuevo capítulo de la batalla entre Nadal y el ministro de Economía, Luis de Guindos, cuya ascendencia sobre la CNMC es de sobras conocida.

Mientras el titular de Energía trata de imponer sus criterios por encima de los del regulador, Guindos se resiste a ello. Pero mientras, la orden ministerial acumula ya un retraso de 19 días y la incertidumbre vuelve a apoderarse de un sector que empieza a estar demasiado acostumbrado a ella.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba