Economía

Morgan arremete contra Francia, que no está haciendo las reformas que sí hace España

"Nos preocupa Francia", decía ayer mismo Morgan Stanley, señalando sus graves problemas de déficit por cuenta corriente. Justo lo que España ha conseguido arreglar en los últimos tiempos. El banco de inversión lleva todo el semestre diciendo 'España sí, Francia no'. 

Morgan Stanley parece erigido en el banco de inversión defensor de España, al menos en el último semestre. No ha dudado en señalarnos como "la gran sorpresa" o “la próxima Alemania”, y poco menos que se deshace en elogios sobre la banca española, algo para lo que hace falta tener las ideas muy claras. Ayer mismo publicó otro informe que es un elogio indirecto para España, al señalar a Francia como economía crítica por no resolver sus problemas de déficit por cuenta corriente. Justo lo que ha conseguido resolver nuestro país.

El informe era enviado a los clientes españoles con un título revelador: “Economía Francia. Nos preocupa la situación macro” y el título era “Foreign capital dependence: Should investors be concerned?”

Los inversores están pasando por alto “el grave deterioro de la balanza por cuenta corriente”, alerta. “La dependencia del capital foráneo crecerá ante la ausencia de reformas estructurales”, por lo que “la percepción de los inversores internacionales sobre Francia será más vulnerable”. ¿Nos suena de algo esta historia en España hace algunos meses?

Francia tiene el déficit por cuenta corriente más elevado de las últimas cuatro décadas. Algo que confirma claramente la pérdida de competitividad de la economía gala y que pone de manifiesto la rigidez de su mercado laboral, comentan a lo largo del informe.

Ojo con la deuda

Y continúan con más argumentos que España ha sufrido dolorosamente en un pasado reciente y ya ¿superado?: “la acumulación de déficit externo por un largo periodo puede provocar problemas de financiación de la deuda pública”.

Francia tiene serios problemas estructurales. Su economía no ahorra y no tendrá capacidad para financiar a su estado, por lo que los inversores foráneos sólo lo harán “a cambio de tipos más altos, que compensen sus riesgos”. De momento, Francia tiene su tipo a 10 años al 2,29%. España, al 4,77%. Alemania, al 1,66%.

En un escenario de tipos al alza y economía contrayéndose, Morgan recomienda mucha cautela sobre las inversiones en Francia, sobre todo en banca. Justo lo contrario que en España.

Esto no es nuevo: el pasado 21 de enero, la entidad que en España comanda Luis Isasi, afirmaba presentaba otro documento titulado: “Strategy and Economics: French Corporates Losing Ground- Prefer Spanish Equities”.

¿Por qué lo hacen?

¿Qué hay detrás de este apoyo a todo lo español? Por supuesto, Morgan (y todas las demás entidades similares) hacen gala de su independencia total. Si dicen eso es porque es el resultado de los cálculos de sus analistas.

En mercado puede haber malpensados que sugerirán que tal vez el bróker haya tomado posiciones largas en deuda española o quizá que Luis de Guindos o incluso el Tesoro hayan buscado de alguna manera el apoyo en los bancos de negocio internacionales para facilitar la financiación del Tesoro.

Hay que reconocer que Morgan no está siendo especialmente activa en colocaciones de activos de las cajas de ahorros ni se le conocen contratos suculentos con el FROB, la Sareb… Al menos, no más que otras firmas.

Y lo cierto es que Morgan Stanley se está mojando por España seguramente más de lo que lo está haciendo ninguna otra entidad no española. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba