Economía

Hacienda pone deberes a las comunidades para evitar nuevas trampas en el déficit

El Ministerio que dirige Cristóbal Montoro ha remitido a los gobiernos autonómicos las reglas de gasto que tendrán que aplicar en adelante para introducir transparencia en sus cuentas y evitar nuevas polémicas sobre el déficit con las autoridades de Bruselas.

Cristóbal Montoro junto a su equipo de colaboradores del Ministerio de Hacienda.
Cristóbal Montoro junto a su equipo de colaboradores del Ministerio de Hacienda. EFE

El informe enviado a las comunidades por el Ministerio de Hacienda recoge algunas de sus sugerencias para mejorar la transparencia en la información estadística y es, en realidad, un manual de cómo deben calcular el déficit en términos de contabilidad nacional. El objetivo, según fuentes de Hacienda, es que todos los gobiernos regionales puedan evaluar con los mismos criterios el cumplimiento de las obligaciones que les impone la ley de Estabilidad Presupuestaria y, al mismo tiempo, evitar sorpresas cuando el Gobierno traslade a Bruselas esta información para su revisión por parte de Eurostat, la Oficina Estadística situada en la capital comunitaria.

El Gobierno no quiere nuevas sorpresas cuando traslade la información contable a Bruselas

El informe contiene, entre otras sugerencias, los criterios con los que las comunidades deben clasificar las cuentas de sus organismos y empresas públicas, fundaciones, consorcios y servicios territoriales de salud, las reglas de ajuste entre el saldo presupuestario no financiero y el déficit o superávit en contabilidad nacional, el tratamiento de las entregas a cuentade los impuestos cedidos y del Fondo de Suficiencia, de los intereses y de las inversiones realizadas por cuenta de los gobiernos regionales, así como de los ingresos obtenidos del presupuesto de la Unión Europea.

Entre las comunidades que han enviado a Hacienda propuestas para el cálculo del déficit según las reglas comunitarias se encuentra la de Andalucía. Su consejera de Economía, María Jesús Montero, remitió el pasado septiembre una carta al ministro Cristóbal Montoro para que tuviera en cuenta su modelo.

La polémica con Moscovici

La información que aporta Hacienda a las comunidades para que estimen su déficit o superávit llega cuando todavía está caliente la polémica suscitada en octubre pasado por el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien alertó del riesgo de que España no cumpliera con los objetivos de déficit ni este año ni el que viene. El pasado jueves, la Comisión Europea presentó unas previsiones que corrigen las del Gobierno por motivos estadísticos y coloca el déficit de 2015 en el 4,7%, cinco décimas por encima del cálculo del Gobierno, como consecuencia también de algunas facturas por importe de 1.500 millones procedentes de la Generalitat de Cataluña y otras del Ayuntamiento de Zaragoza que, en opinión de la autoridad comunitaria, deberían haber sido imputadas al ejercicio de 2013.

Hace cuatro años no había los controles que ahora permiten seguir la evolución presupuestaria de las comunidades en tiempo real

Nada que ver, recuerdan en el Gobierno, con el espectáculo que ofreció el último Gabinete de Zapatero en 2011 cuando su entonces vicepresidenta, Elena Salgado, informó que el déficit que heredaría el Ejecutivo de Mariano Rajoy no superaría el 6% del PIB y, meses después, se descubrió que superaba el 8,5%, una diferencia superior a 27.000 millones de euros con la que tuvo que lidiar después el Ministerio de Hacienda para aplicar los correspondientes ajustes y evitar el rescate.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba